Compartir

Achille Castiglioni, uno de los más conocidos representantes y co-fundador del diseño italiano, es un importante referente para numerosos diseñadores y arquitectos que vinieron después de él. Conocido por su estilo poco ortodoxo y vanguardista, dio al traste con las viejas tradiciones del diseño.


“El diseño es la búsqueda de la perfección en el lenguaje de las formas” – Achille Castiglioni

Achille Castiglioni: su vida

Achille Castiglioni nació en Milán en 1918. Como hijo de escultor, creció apreciando las formas. En 1944 acaba sus estudios de Arquitectura en la Universidad Politécnica de Milán y comienza a trabajar en el estudio que sus hermanos mayores habían abierto previamente, en 1938. Allí trabajaría hasta la muerte de su hermano Pier Giacomo en 1968. La influencia creativa del hogar en el que crecen se puede apreciar también en la obra de su hermano Livio, que posteriormente se dedicaría también al diseño, creando la lámpara en forma de serpiente Boalum para el fabricante Artemide.

A principios de los años 50 disminuye la cantidad de trabajo en el estudio de arquitectura de los hermanos y deciden entonces dedicarse más al diseño de objetos comunes, como por ejemplo aspiradoras o pomos de puerta. Durante este tiempo experimentan con nuevas formas de diseño de interiores que posteriormente pondrían en práctica.

En 1955 ya habían diseñado una lámpara colgante que en 1962 se convertiría en todo un clásico del mundo del diseño, la lámpara “Arco”

En 1956 Achille Castiglioni funda, junto con otros renombrados arquitectos y diseñadores (como Vico Magistretti) la ADI o Asociación para el Diseño Industrial.

En 1957 Achille Castiglioni presenta al público en una exhibición -y junto con su hermano Pier Giacomo- sus prototipos más radicales, como por ejemplo el asiento convertido en taburete y bautizado como taburete Mezzadro. Este es uno de sus objetos “ready-made” que utilizan objetos ya existentes para rediseñarlos y darles un nuevo uso.

En los años 60, los hermanos Castiglioni consiguen por fin el reconocimiento que merecen en el mundo del diseño y comienzan a trabajar con importantes fabricantes como Kartell, Zanotta, Alessi o Siemens. Es también el momento en el que sus diseños comenzarán a recibir diversos premios. Son un especial éxito las lámparas que diseñan para Flos y Artemide. Hoy en día, estas lámparas son piezas que cualquier estudiante de diseño debe conocer.

En 1968 muere Pier Giacomo. Es entonces cuando Achille Castiglioni abandona el trabajo que los dos hermanos han llevado a cabo hasta ahora y decide concentrarse en el diseño industrial.

En 1981 Achille Castiglioni se convierte en profesor de diseño industrial y de diseño interior en la Universidad Politécnica de Milán. Anteriormente a esto, ya había dado clases de Arquitectura en la Universidad de Turín.

En 1987  Achille Castiglioni recibe un título honorífico del Royal College de las Artes de Londres.

En los años 90 Achille Castiglioni se dedica a partes iguales a la enseñanza, las exposiciones y a recibir numerosos premios por distintos proyectos.

Achille Castiglioni murió en el 2002. En el Museo de Arte Moderno de Nueva York podemos ver expuestas 14 de sus mejores piezas de diseño. A través de sus obras y de sus clases influyó a un número incontable de artistas, diseñadores y arquitectos. Muchos de ellos reconocen a Castiglioni como una de sus mayores inspiraciones y un ejemplo a seguir. Entre este grupo se encuentran creadores tan importantes como Ettore Sottsass, Philippe Starck and Patricia Urquiola.

Achille Castiglioni: sus obras

Achille Castiglioni se dedicó a diseñar sin tener en cuenta las formas y concepciones ya existentes. De esta manera, liberó al mundo del diseño de los convencionalismos y límites establecidos. Su ingenuidad, casi infantil y que mantuvo a lo largo de todo su proceso creativo, le permitió divertirse y disfrutar verdaderamente de su trabajo. Esta es una característica que se ve claramente reflejada en sus obras.

Otra característica presente en todos sus trabajos es la búsqueda de la funcionalidad de los objetos. El uso de elementos decorativos en su trabajo siempre tiene una función y no un uso sin sentido.

Achille Castiglioni: lo mejor

Achille Castiglioni es el diseñador de numerosos “clásicos”. Algunos de nuestras piezas favoritas son:

La mesa Leonardo de 1940 y producida por Zanotta,  un respetado clásico.

El taburete Mezzadro, del que ya hemos hablado y que fue comercializado por Zanotta entre 1957 y 1971.

La lámpara Flos Visconti fue un punto de inflexión en la carrera de Archille y su hermano. Esta lámpara de resina sintética que emite una suave y tenue luz, les trajo el empuje que necesitaban para avanzar en su carrera.

La lámpara Flos Arco de 1962 combina a la perfección la lámpara de suelo y la lámpara colgante.

La lámpara Flos Taraxacum de 1988 es un rediseño de un modelo desarrollado en los 60. Sus bombillas redondas distribuídas alrededor de una bola gigante recuerdan a la decoración de un árbol de Navidad.

Por último la mesa y librería Sangirolamo que salió al mercado de manera póstuma y que se convirtió también en un éxito.

Archille Castiglioni revolucionó el mundo del diseño y se convirtió en un referente universal sin perder su magia ni su frescura.

Estas ventas empiezan hoy

Próximas campañas