África

África

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

África:la guía Westwing

La era informática ha llegado y ha traído con ella muchos beneficios y diversión, pero en ocasiones puede resultar agotadora. Otro de sus contras es el sentimiento de falta de aventura, siempre sentado puedes sentir que te falta movimiento real. Tal vez sea por esto por lo que cada vez vemos más y más detalles decorativos procedentes de África, cultura a la que si algo le sobra es emoción y aventura.

Todo el mundo tiene en su interior un lado salvaje, nos gustan los leones, los tigres y todos esos detalles étnicos que África refleja perfectamente. Este sentimiento es el que traen los espacios decorados con el estilo africano, con muebles y accesorios con este estilo único y exótico puedes empezar tu safari en tu propia casa.

Configurando la mirada de África

Para hacer que nazca el sentimiento de África, para sentir que estamos en Sierra Leona, Guinea, Angola, Somalia o el Congo, necesitas elegir los colores adecuados. Esto por supuesto incluye tonos tierra y todo tipo de marrones, pero no son los únicos, amarillos en los lugares adecuados, al igual que verdes terrosos que pueden conseguirse con la colocación estratégica de plantas, son el elemento final para dar vida a este ambiente de África. También podemos usar todos los colores intermedios a éstos, como los rojos o naranjas, pero siempre como secundarios, y por último los azules, que representan el agua.

AfrikaEn segundo lugar debemos centrarnos en la elección de los materiales y muebles. Dado que en África el que no caza no sobrevive, las pieles de animales son todo un símbolo que las mismas tribus del Congo utilizan para decorar. Entre estos trofeos de caza africanos podemos destacar, pieles, huesos, dientes o cuernos, que podemos utilizar a modos de accesorios en los muebles o en la pared. Quedan muy bien las mesas bajas, taburetes y cestas hechas de madera o ratán, que darán sin duda un toque natural de África, además, sobre ellas todos los accesorios que hemos nombrado lucen mejor. Otro de los accesorios decorativos que quedan muy bien y dan vida al estilo de África, son las herramientas de la vida cotidiana de las tribus del Congo, jarrones, collares, plumas y todo tipo de herramientas de cultivo y de caza que se transforman en los mejores cuadros y esculturas de nuestra casa.

Las formas del arte de África no son para nada estrictas, no siguen líneas rectas o se basan en la simetría. Para representar el estilo de África lo mejor es hacerlo de forma natural, con líneas suaves, que salen de manera natural y orgánica, típicas de la verdadera artesanía. La madera es la materia prima de casi todas las piezas de artesania en Senegal, talladas a mano, manchadas y con diseños únicos y originales. Por otra parte, las piezas del Congo se fabrican con materiales que recrean las pieles de cocodrilo, serpiente, cebras y todos los animales que caracterizan África.

Para reflejar la vida de las cabañas del Congo, en África debemos de ser simples, la sencillez es la clave de su elegancia. En África, ellos la consiguen con unos simples taburetes, mesas y unos pocos elementos decorativos más como: máscaras de Nigeria, figuras de animales o pequeñas piezas preciosas. No sobrecargues el ambiente.

África – ética

Todo el mundo ama la cultura africana, pero a las cebras, leones, antílopes y compañía les gustaría tener una vida más tranquila. Por ello no olvides que su existencia en África es responsabilidad de todos, existen recreaciones perfectas de todas estas pieles, accesorios y demás, por lo que no necesitas dañar animales, plantas y personas reales para conseguir la decoración en tu casa. Puedes disfrutar de otros elementos genuinos de África como el ratán, las fibras de coco o rocas salvajes en su estado natural sin dañar a nadie. Eligiendo los elementos correctos y los colores adecuados, podrás conseguir todos estos patrones étnicos y traer todo el arte de África a tu hogar.

Para terminar, un pequeño truco decorativo: África es famosa por sus puestas de sol. Si tienes tiempo de viajar allí, llévate una buena cámara y toma las fotos por ti mismo, amplíalas y consigue tus propios cuadros. Viaja y decora, ¡consigue momentos mágicos garantizados!

Próximas campañas