Agenda

Agenda

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Agenda:la guía Westwing

Tener una agenda y llevarla al día no solo es muy recomendable para estar siempre al tanto de las fechas importantes y obligaciones, sino que también nos aporta tranquilidad. Cuando anotamos algo en la agenda, nuestra mente se libera de la tarea de tener que recordarlo y puede centrarse en lo que tenemos entre manos. Además, no tendremos que preocuparnos pensando qué era eso que teníamos que hacer mañana o qué día teníamos la cita con el médico, ya que solo tendremos que consultarlo en la agenda.

En Westwing creemos que el diseño y el interiorismo tienen que llegar a todos los rincones de la casa y la oficina no es una excepción. En nuestra tienda online podrás encontrar ideas para decorar tu lugar de trabajo y los mejores productos para equiparlo: sillas de oficina, escritorios, agendas, archivadores, flexos, plantas y todo lo que necesites.

¿CÓMO LLEVAR TU AGENDA?

Todos sabemos que tener una agenda en la que anotar las citas, actividades, contactos y tareas pendientes es muy útil. Sin embargo, a veces olvidamos consultarla, escribir lo realmente importante o incluso dónde la guardamos. A continuación te ofrecemos algunas ideas para sacarle todo el partido a esta herramienta tan útil:

  • Anótalo todo lo antes posible: si acaban de invitarte a un cumpleaños, no esperes a dejar constancia en tu agenda. Si lo dejas para luego, es probable que lo acabes olvidando.
  • Consulta la agenda a menudo: de nada sirve anotar lo importante si luego no lo leemos. Intenta integrar la lectura de la agenda en tu rutina diaria haciéndolo siempre en el mismo momento: con el café de la mañana, en el tren de camino al trabajo, justo después de cenar…
  • Que sea pequeña y ligera: lo ideal es llevar la agenda siempre contigo, por lo que tiene que ser fácil de transportar. Si la agenda es grande, será más difícil poder llevarla en el bolso o en la mochila. Si además es pesada, estaremos tentados de dejarla en casa para no tener que cargar con ella.
  • Usa colores y pegatinas: además de para darle a tu agenda un toque más personal y alegre, usar colores y pegatinas es muy eficaz para resaltar lo más importante en tu agenda, crear categorías o dividir las tareas por orden de importancia, por ejemplo.
  • Acostúmbrate a escribir con lápiz: así podrás hacer cambios sin tachones. Además, borrar lo que ya has terminado te dará la sensación de haber logrado algo y hará que la agenda esté menos saturada.
  • Motívate con ella: puedes escribir frases inspiradoras, retos como “hoy no voy a usar el ascensor” o “hoy me pondré una prenda amarilla” y prometerte pequeñas recompensas por llevarla la agenda al día. Estos gestos te ayudarán a que usar la agenda no sea tanto una obligación como una prioridad.

Próximas campañas