Alacena pequeña

Alacena pequeña

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Alacena pequeña:la guía Westwing

Disponer de una alacena pequeña equivale a contar con un mueble mágico, capaz de adaptarse a espacios reducidos o de completar habitaciones amplias. Dentro de la línea de las alacenas pequeñas puedes encontrar casi tanta variedad de diseños y de estilos como ofrecen las alacenas de tamaño convencional o grande.

La alacena pequeña que necesitas puede constar de un solo cuerpo, con una o dos puertas en vertical, o presumir de dos fases, una con baldas y otra cerrada. La buena noticia es que tu pequeña alacena podrá insertarse en diversos espacios. ¿Quieres ideas exclusivas? Inscríbete en Westwing; te sorprenderemos.

La historia que define a una alacena pequeña

Tradicionalmente, se denomina alacena a un mueble destinado a guardar vajilla, cubiertos y otras piezas destinadas a disponer una mesa para comer. Tanto la alacena pequeña que buscas como todas las alacenas tienen su origen en un rústico hueco en la pared, cerrado con puertas y utilizado para almacenar utensilios de cocina y alimentos. La decoración actual te propone un divertido juego, que consiste en quitar de su contexto tradicional a distintos muebles. Por ello, puedes incluir este mueble como armario del baño, como mueble anexo al aparador del salón, o para crear un rincón de lectura especial.

alacena pequeña

En este caso podrías armonizar el estilo de la alacena pequeña elegida con un mueble de baldas donde colocarás los libros y algún elemento decorativo, y con dos sillas de diseño. Considera las Eames, tan elegantes que serán eternamente vigentes, y añade una mesa auxiliar del mismo estilo que la alacena pequeña, protagonista minimal de tu decoración.

Una alacena pequeña en dimensiones, aunque inmensa en utilidad

Ten en cuenta las sugerencias que te daremos a continuación, destinadas a que coloques el armario que te guste en el lugar más acertado para su fisonomía. Observa:

  • Puedes crear una decoración exclusiva para uno de los baños de una casa suburbana, de estilo rústico, con una alacena pequeña de madera con dos baldas, donde colocarás las toallas de baño, que cierre con una puerta de cristal traslúcido. A su lado, una silla vintage sostendrá una toalla de mano y un adorable aguamanil antiguo.
  • Una alacena pequeña estilo cómoda puede ser tu aliada para mantener el orden en una habitación ecléctica destinada a estudiar, trabajar o elaborar manualidades. Combínala con una alacena mayoritariamente de baldas, y con el escritorio o la mesa de trabajo que instales en tu espacio.