Albornoz

Albornoz

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Albornoz:la guía Westwing

Muchas veces la ducha es el momento de relajarse, y cuando salimos no tiene por qué terminar la experiencia. El albornoz es capaz de mezclar el secarse con el relax. El albornoz es una mezcla entre una toalla y un batín, ya que los efectos que proporciona son los mismos.

Al salir de la ducha, el albornoz te abraza y te arropa para que te sientas cálido y protegido, y al mismo tiempo te está secando como lo haría una toalla. Para ajustarlo al cuerpo, dispone también de un cinturón, ¡ponerse un albornoz es un auténtico placer!

Albornoz para el hogar

Por las mañanas, después de levantarte, puede que necesites una ducha para empezar el día con más energía, pero también puede que no tengas muchas ganas de tener que pasar frío después, o simplemente te apetece estar relajado. Los albornoces solucionan este problema, puedes ducharte, disfrutar de los efectos maravillosos de la ducha y después simplemente ponerte el albornoz e ir a desayunar, esto, además de cómodo, ahorra mucho tiempo. Puedes terminar el resto de tareas mientras entras en calor y te secas con tu albornoz. ¿Habías pensado antes que secarse también puede ser un placer?

El albornoz, sin duda, nos ayuda a secarnos la humedad después de una buena ducha o de tomar un baño, pero también es muy útil para ponerse las cremas y lucir una piel sana y radiante. Puedes disfrutar del frescor y las sensaciones de la crema y al mismo tiempo de la comodidad de estar dentro del albornoz. Con todos estos beneficios, con el albornoz puedes disfrutar de los placeres del baño en cualquier lugar de la casa ¿Te apetece desayunar con tu albornoz? ¡Adelante!

Kimono Asia-Feeling

Se trata de piezas de seda, muy delicadas y extremadamente ligeras. Los kimonos son tradicionales de Asia, lucen estampados coloridos y florales al mismo tiempo que ofrecen un aire exótico, ¡son geniales! Además, los kimonos son muy cómodos, seguramente en tu armario no puedas encontrar una pieza que ofrezca la ligereza y la sensación de comodidad que solamente puede ofrecerte un kimono, ni siquiera los pijamas.

Los kimonos son vestimentas típicas de las geishas japonesas, con sus telas de seda delicadas resultan muy agradables para temperaturas cálidas. Son tan finas y ligeras que se pueden plegar y guardar en un bolsillo, por lo que, además, son geniales para ahorrar espacio. Cuando te apetezca tener un verdadero sentimiento de placer y relax para disfrutar de tu hogar, sin duda, ponte el kimono.

Albornoz para mujeres y para hombres

En la categoría de los albornoces existen tanto modelos para hombre como para mujer. Los hombres suelen decantarse por modelos más sencillos y oscuros, mientras que las mujeres suelen disfrutar más de los coloridos. Por ello, en los albornoces para mujeres podemos encontrar también estampados florales o inspirados en paisajes. Sin embargo, la variedad de diseños no termina aquí. Al igual que en las toallas, la gama de diseños es casi ilimitada, puedes encontrar el albornoz de tu equipo de fútbol favorito, albornoces elegantes, con dibujos, o albornoces de tus lugares favoritos.

Y por supuesto, también existe la versión infantil, con diseños tanto para niños como para niñas, ¡seguro estarán encantados de no tener que secarse con la toalla!

Albornoz para la sauna

Para ir a la sauna no hay nada mejor que llevarse el albornoz. Puedes ponértelo y quitártelo con mucha facilidad, y mientras descansas después de la sauna, es el traje ideal para esperar la próxima sesión, o simplemente para tumbarte en la hamaca a disfrutar de los efectos de la sauna. Además, dispone de bolsillos para que puedas guardar cualquier accesorio que necesites.

Albornoces con capucha

Los albornoces también pueden tener capucha, su utilidad es evidente, aunque los modelos tradicionales no disponen de capucha. Generalmente, la gente usa una toalla adicional para secarse el pelo, pero con la capucha del albornoz esto ya no será necesario, simplemente poniéndonos la capucha nuestro pelo dejará de gotear. ¡Qué alegría secarse sin esfuerzo!

Comprar albornoces

Para comprar un albornoz, puedes ir como hasta ahora a cualquier tienda física, pero ahora también tienes la opción de comprarlo desde casa por Internet. Enciende tu ordenador, siéntate en una silla y encuentra tu albornoz favorito simplemente navegando por la red. Moviendo un ratón y haciendo clic puedes comprar un albornoz y, además, ¡te lo llevan a casa! ¡Nos sobra tiempo para buscar unas zapatillas de casa a juego!