Alfombras kilim

Alfombras kilim

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Alfombras kilim:la guía Westwing

En la decoración de la casa a menudo descuidamos el suelo, pero es tan importante como las paredes o una buena cama. En Westwing te invitamos a conocer las alfombras kilim, el elemento que mimará tu suelo y le dará un toque oriental único a cualquier espacio de tu casa. Las alfombras kilim tienen unas características muy marcadas que no dejan indiferente a nadie, como, por ejemplo, sus estampados geométricos y sus cálidos colores.

A pesar de su aspecto exótico, las alfombras kilim son perfectas para hacernos sentir como en casa. Puedes crear un rincón único con esta alfombra cargada de misterio y encanto. Sigue leyendo para saber más sobre las alfombras kilim y sus posibilidades en la decoración de interiores. Cojines de colores, pufs y farolillos son sólo algunos de los complementos que pueden acompañar a las alfombras kilim en la decoración. ¡Déjate inspirar por los consejos de Westwing y súmate a la moda kilim!

LAS ALFOMBRAS KILIM: MUCHO MÁS QUE UNA MODA

Las alfombras kilim son características de Oriente y Asia desde hace mucho tiempo. De hecho, ya se tejían alfombras desde hace más de 3500 años. Las tribus nómadas de países como Irán, Afganistán, Turquía o India las empleaban para proteger sus casas del frío o para cubrir a sus animales.

Hoy en día, su uso es más decorativo. En la actualidad quien adquiere una alfombra kilim lo hace por su originalidad, estilo y calidez. Estas alfombras artesanales tan de moda son ideales para crear ambientes diferentes en los que prima la mezcla de diversas culturas lejanas.

3 RAZONES PARA ADQUIRIR UNA ALFOMBRA KILIM

  1. Las alfombras kilim son una herramienta perfecta para delimitar espacios, de manera que se pueda diferenciar fácil y visualmente un área de la casa determinada como el salón. Las alfombras kilim enmarcan este espacio y crean fronteras imaginarias sin necesidad de paredes u otros elementos.
  2. La originalidad y el estilo de estas alfombras son ideal para crear ambientes acogedores y cálidos, así como de inspiración oriental, chill out, estilo étnico o hasta boho. Las alfombras kilim tienen un alto poder de decoración.
  3. Las alfombras kilim se pueden usar todo el año. Invierno o verano, es igual. La variedad de materiales, estampados y tonalidades que ofrece una alfombra kilim hace que sea una pieza perfecta para cada temporada del año.

UN KILIM, DIFERENTES ORÍGENES

El kilim presenta diferentes características dependiendo de su procedencia. Aquí os dejamos algunos de los más representativos atendiendo a su origen

  • Kilim afgano: son más grandes y de colores oscuros lo que le da apariencia de un tejido más pesado. Presentan dibujos geométricos y cenefas.
  • Kilim egipcio: están tejidos en lana y representan escenas de la vida cotidiana.
  • Kilim turco: por el telar que utilizan suelen presentar siempre formas rectangulares. Con dibujos geométricos, en ocasiones lleva un dibujo con motivos florales o vegetales en el centro o en los lados.

DECORA CON ALFOMBRAS KILIM

Hay muchas formas de decorar nuestra casa con alfombras kilim. Muchas personas las cuelgan en la pared a modo de tapiz o cuadro, mientras que otras optan por ponerlas en el suelo como cualquier otra alfombra. Pero las alfombras kilim no son alfombras cualquiera. Su multitud de detalles con diseños geométricos y su llamativo colorido en tonos marrones y rojizos  ha convertido a la alfombra kilim en una pieza única, casi de coleccionista.

¡Saca tu lado más oriental y decora tu casa con alfombras kilim!