Alfombrillas

Alfombrillas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Alfombrillas:la guía Westwing

Las alfombrillas nos vienen geniales para nuestra casa: las podemos poner en las escaleras, al lado de la cama y a la entrada de casa, por no olvidar las que utilizamos en el coche. Son suaves, y consiguen que nuestros pies estén mucho más cómodos al caminar por casa ya que las alfombrillas amortiguan nuestros pasos. ¡Sin duda nuestro suelo será mucho más agradable y colorido con ellas!

 

Óptica perfecta

Si quieres unas escaleras más seguras necesitas alfombrillas, las tienes en muchos estilos, formas y colores por lo que seguro que hay algunas que te gusten y que hagan brillar tu espacio. Además, ¡son súper fáciles de lavar por lo que siempre podrán brillar como nuevas! Lo mejor de las alfombrillas es que no solo son decorativas, sino que también ofrecen seguridad y protección, y con ellas conseguirás una óptica perfecta.

Las alfombrillas te vendrán perfectas tanto para interiores como para exteriores: sin embargo, dependiendo de dónde quieras ponerlas son recomendables unos materiales u otros.

Si vas a poner tus alfombrillas en el salón, lo mejor es que optes por unos materiales cálidos que hagan que tus pies estén calentitos cuando camines por tu casa, los mejores son la tela o el sisal. Ten en cuenta que muchas veces vas descalzo por casa, así que con tus alfombrillas tus pies no estarán nunca fríos. Pero las alfombrillas tienen otra ventaja, son antideslizantes por lo que no podrás resbalar cuando estés andando descalzo por casa. Es muy habitual ver alfombrillas en los edificios públicos, como los ministerios, siempre hay alfombrillas en el centro de las escaleras ya que estas escaleras las utilizan muchas personas día a día. En estos casos es recomendable usar materiales más duraderos como el caucho, el plástico o el aluminio. Por supuesto, estas alfombrillas deben cumplir ciertos requisitos de seguridad y ser limpiada constantemente.

Las alfombrillas de exteriores están hechas para no sufrir daños al estar a la intemperie, son muy resistentes. Las de goma, por ejemplo, puedes ponerlas de la piscina a la entrada de casa o a tus tumbonas o hamacas si no tienes césped, así tus pies no se quemarán con el suelo caliente por el sol ni te resbalarás por el agua que ha salpicado mientras te bañabas.

Cómo limpiar las alfombrillas

La limpia de las alfombrillas es muy fácil: mételas en la lavadora o pásales la aspiradora cuando la estés pasando por el suelo. Ten en cuenta que las alfombrillas son pisoteadas constantemente, por lo que es recomendable que las laves frecuentemente, tanto por higiene como para que estén impecables. Eso sí, ¡no olvides leer las instrucciones de lavado de tus alfombrillas antes de lavarlas!

Próximas campañas