Almohada de huesos de cereza

Almohada de huesos de cereza

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Almohada de huesos de cereza:la guía Westwing

El calor es bueno, ayuda a relajarse y no es sólo beneficioso en invierno. Para conseguir este efecto es especialmente recomendable la utilización de una almohada de huesos de cereza que se puede calentar fácilmente en el microondas. Las almohadas de huesos de cereza son además un bonito accesorio para el hogar y muy populares entre los niños, debido a que vienen en distintas formas y colores - como los animales de peluche.

En Westwing pensamos siempre en su bienestar y le ofrecemos los mejores productos para su relajación, desde bañeras de hidromasaje hasta sales de baño. Todos necesitamos desconectar de nuestra ajetreada rutina diaria y no pensar en nada aunque sea durante unos minutos. Para ello no hay nada mejor que sentarse en el sofá con una almohada de huesos de cereza calentitos a ver una película. ¡Déjese inspirar por nuestros mejores expertos!

Almohada de huesos de cereza – tratamiento térmico

Una almohada de huesos de cereza tienen la misma utilidad y funciona de la misma manera que las clásicas bolsas de agua caliente, que pueden ser calentadas fácilmente en el microondas o en el horno. Las aplicaciones tradicionales y conocidas de una almohada de huesos de cereza son muy variadas e incluyen el tratamiento del dolor de espalda, dolor de cuello, dolor abdominal y también pueden tener un efecto antiespasmódico, calmante y beneficioso. Particularmente adecuadas son las almohadas de huesos de cereza en el tratamiento de los niños y bebés con cólico porque se trata de un tratamiento suave y adecuado para ellos. Una almohada de huesos de cerezas puede también utilizarse sin padecer ningún dolor, sino simplemente para calentarse en invierno.

Almohada de huesos de cereza – aplicación en frío

Las almohadas de huesos de cereza pueden también aplicarse en frio. Podemos meterla en el congelador y utilizarla para el tratamiento de lesiones deportivas, hinchazones, esguinces o contusiones. También en frío una almohada de huesos de cereza tiene un efecto calmante en dolores de cabeza o en dolores de muelas. En general, una almohada refrigerada de huesos de cereza se puede utilizar en casi todas las situaciones en la que el frío puede ayudar.

¿Qué debe tenerse en cuenta al comprar una almohada de huesos de cereza?

Hay todo tipo de formas de almohadas de huesos de cereza; estas van desde la clásica almohadilla para el cuello clásico hasta almohadas en distintas formas como por ejemplo peluches que son muy populares entre los niños y que no sólo alivian el dolor, sino que al mismo tiempo sirven de consuelo. Si quieres una almohada de huesos de cereza original, tienes la posibilidad de personalizarla con un nombre o motivos individuales.

¿Qué se debe tener en cuenta cuando se utiliza una almohada huesos de cereza?

Uno de los puntos más importantes en el uso de una almohada huesos de cereza es la temperatura adecuada. La almohada no debe estar demasiado caliente, para no causar quemaduras. En el horno, el calentamiento lleva entre 10 y 15 minutos, y la temperatura del horno no debe superar los 150 grados, envolviendo siempre el cojín en papel de aluminio para proteger la tela. En el microondas bastará con 600 vatios de potencia, durante no más de un minuto. También puede ser calentada al ponerla sobre la estufa o el radiador.

Próximas campañas