Almohadas cervicales

Almohadas cervicales

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Almohadas cervicales:la guía Westwing

Para llevar un estilo de vida saludable y poder afrontar las tareas de la vida cotidiana es bien sabido que es necesario dormir unas ocho horas de media diarias. No obstante, como en todo, no importa solamente la cantidad del sueño y del descanso sino la calidad. Podemos probar a dormir hasta diez horas en un colchón incómodo o con una almohada de mala calidad que notaremos sin duda como no estamos bien descansados.  

En Westwing su descanso de calidad es una de nuestras prioridades, junto con el estilo y el diseño. Precisamente por ello podrá encontrar productos como las almohadas cervicales para asegurarle un descanso totalmente reparador. Además, en nuestra tienda online podrá encontrar asimismo colchones viscoelásticos para complementar las almohadas cervicales y proporcionarle el sueño perfecto y cómo no, una gran variedad de fundas para almohadas, para que su dormitorio esté siempre a la última.

¿QUÉ ES UNA ALMOHADA CERVICAL?

Las almohadas cervicales se caracterizan sobre todo por el material del que están hechas y por su forma. En cuanto a materiales podemos encontrar almohadas cervicales de varios tipos. Las más comunes son las de látex, aunque también podremos encontrar de viscoelástico o fibra. Cada material usado en la almohada cervical tiene unas características distintas, siendo más recomendables las almohadas cervicales de látex o viscoelásticas ya que son más adaptables y nos asegurarán un mejor descanso.

Formas también encontramos varias para almohadas cervicales. Las almohadas cervicales más populares son las que tienen forma de U ligera. Aunque también podremos encontrar almohadas cervicales en forma de mariposa, en cuña o cilíndricas. Eso sí, debemos asegurarnos de que toda almohada cervical tiene una forma ergonómica.

BENEFICIOS DE LAS ALMOHADAS CERVICALES

Los beneficios para la salud de las almohadas cervical están más que probados por numerosos expertos y estudios del ámbito de la salud. La primera indicación para utilizar una almohada cervical, es que el usuario debe dormir con la espalda apoyada en el colchón, es decir, bocarriba.

La almohada cervical asegura una mejor postura mientras dormimos, ya que el peso se reparte de igual manera por el cuello y la cabeza, permitiendo la almohada cervical un mejor flujo sanguíneo. Estas almohadas cervicales están más que recomendadas para aquellos que sufren de dolor en la espalda, el cuello o en las cervicales, pudiendo notar un alivio del dolor notable tras dormir regularmente con una almohada cervical.

Si tiene problemas y dolor de espalda o cuello no lo piense más, con ayuda de una almohada cervical verá cómo su calidad de vida aumenta rápidamente.

Próximas campañas