Almohadilla

Almohadilla

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Almohadilla:la guía Westwing

Te compraste unas sillas de madera maciza que quedan súper bien con el estilo rústico de tu hogar, pero la madera es un material duro y como tal, las sillas no te resultan del todo cómodas: no te preocupes, pon una cada silla una almohadilla y consigue que sean tan cómodas como tú quieras. Gracias a tu almohadilla, el mueble en el que la pongas será mucho más agradable, ¡confort conseguido!

Disfrutar de una buena comida no solo se consigue con unos buenos platos, también con unos muebles que nos hagan sentir cómodos y disfrutar de la velada al máximo. Para conseguir esto, tu asiento debe de tener almohadilla: un tipo de cojín suave y tapizado que nos hará disfrutar con amigos y familiares en todas las cenas que hagamos.

Consigue comodidad y estilo en tu exterior

Si algo nos gusta de España, es su buen clima: ¡y nada como disfrutarlo en nuestra terraza o jardín preparando comidas y cenas para los amigos y familiares! Pasamos mucho tiempo en nuestros exteriores, y parte de ese tiempo estamos sentados o tumbados en nuestras sillas y tumbonas. Para estar cómodos de verdad, necesitamos una almohadilla en los asientos. La mayoría de los muebles sobre los que nos sentamos son de mimbre, madera, plástico y aluminio. Estos materiales son bonitos y duraderos, pero, ¿son cómodos? Para conseguir la comodidad que realmente buscamos necesitaremos una almohadilla. La almohadilla es un cojín que pones en tu asiento y que hace que te sientes sobre algo blandito, ¡comodísima!

Puedes encontrar tu almohadilla en muchos colores: ¿qué prefieres, amarillo brillante, azul eléctrico, rojo pasión o verde intenso? Estos son solo algunos colores, ya que puedes encontrar tu almohadilla en muchos colores, diseños, estampados y formas. Elige las tuyas, y combínalas con los colores de otros accesorios, como unos farolillos.

Almohadilla: variedad

Hay muchos tipos de almohadilla, sea cual sea el modelo que elijas, no debes de olvidar lo siguiente: ten en cuenta la forma y el tamaño de la silla en la que vayas a poner tu almohadilla, ya que necesitas encajarlas a la perfección. Una vez tengas las medidas, solo te falta elegir las almohadillas que más te gusten: ¿qué tal unas a rayas blancas y azul marino para darle un toque marinero a tus muebles de mimbre? ¡El resultado será espectacular!

Consejos para tu almohadilla

almohadillaUbicación: debes de tener en cuenta si quieres unas almohadillas para dentro o fuera de casa, ya que según la respuesta unos materiales son más recomendables que otros. ¡Tu almohadilla de exterior debe ser más resistente!

Cintas de sujeción: la almohadilla se debe atar a la silla con las cintas de sujeción. Esto es muy importante, sobre todo si vas a utilizar almohadillas todos los días, ya que así evitarás que se muevan o se caigan al suelo y se ensucien.

Mantenimiento: asegúrate de que tu almohadilla sea lavable y fácil de cuidar. Lo mejor es que se puedan poner en la lavadora, sobre todo si tienes niños y mascotas.

Antideslizante: lo mejor es que tu almohadilla la puedes usar por las dos caras, así no tendrás que lavarlas tanto. Algunas almohadillas están provistas de antideslizamiento para que así sean todavía más cómodas.

Resistentes a la luz y al agua: esto es lo más que importante si tu almohadilla va a estar en exteriores. Con un material resistente, tus almohadillas no perderán color ni brillo y te durarán muchos años.

Ya sea al aire libre o en interiores, disfruta con estilo y comodidad gracias a tu almohadilla. Lleva elegancia a tu hogar, o aporta un aire fresco con ellas. Porque con unas buenas almohadillas y unas bonitas sillas, solo hace falta que el sol luzca para disfrutar.

Próximas campañas