Ambientador

Ambientador

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Ambientador:la guía Westwing

¿Qué mejor olor que el de las flores frescas en un jarrón sobre la mesa de la cocina o la lavanda seca en un ramillete junto a la cama? A todos nos gusta que nuestra casa huela bien en todo momento, sin embargo, no se trata de una tarea fácil teniendo en cuenta todo tipo de olores que nos rodean. En algunos casos, puede que nos entre el olor del tabaco de la gente que pasa fumando bajo nuestra ventana, o incluso cuando cocinamos un plato exótico, a menudo su olor se extiende por toda la casa.  

En Westwing queremos ayudarle a que su hogar esté siempre perfumado y para ello le presentamos una selección de ambientadores entre los que elegir. Hoy en día existe una innumerable variedad de este tipo de productos, que además pueden combinarse con los muebles de nuestro hogar. Un ambientador puede darle un toque especial a una habitación, al igual que un marco de fotos o unas flores artificiales.

Diferentes tipos de ambientador

  • Ambientador de spray: son los ambientadores más comunes y en el mercado podemos encontrar diferentes tipos de fragancias.
  • Velas perfumadas: cuando encendemos una vela, desprende su olor por toda la estancia.
  • Popurrí: estos ambientadores naturales se tratan de una variedad de hojas, pétalos y plantas aromáticas que podemos colocar en un cuenco, por ejemplo. Además de tener una fragancia maravillosa, también nos pueden servir como elemento decorativo.
  • Incienso: esta variedad de ambientador se puede utilizar tanto en varitas como en conos. Con ellos, también podemos aportar a nuestro hogar un toque exótico.
  • Varitas difusoras: este tipo de ambientador consiste en un tarro de cristal con la fragancia que hayamos seleccionado y unas varitas de madera. Las varitas se van impregnando con el olor y lo van distribuyendo por la estancia poco a poco. Es recomendable darles la vuelta de vez en cuando.
  • Saquitos de lavanda: es la mejor manera de que nuestra ropa no absorba el olor a cerrado de los armarios. Además de su fragancia característica que tanto nos gusta, la lavanda, mantiene alejadas a las polillas.

Crear un ambientador casero DIY

Si no estamos seguros de cuál es el ambientador adecuado para nuestro hogar, siempre podemos crear uno nosotros mismos. Para un ambientador casero en gel necesitamos gelatina neutra, agua, colorante (para darle un toque más visual), sal, un frasco vacío y la esencia que más nos guste. Echamos la gelatina en un bol y ponemos la mitad del agua que necesitamos a hervir. Vertemos el resto del agua fría, la esencia elegida y la cucharada de sal en el bol de la gelatina y removemos la mezcla. Después, añadimos el agua que previamente habíamos hervido. Finalmente, echamos el colorante en el frasco y posteriormente vertemos la mezcla. Dejamo reposar nuestro ambientador casero tres o cuatro horas en el frigorífico hasta que se enfríe y ¡voilà! Ya tenemos un ambientador.

Ambientador y aromaterapia

La aromaterapia es una disciplina terapéutica que busca la armonía del cuerpo y la mente a través de ambientadores naturales como aceites esenciales y las plantas aromáticas. Dependiendo del tipo de planta, tiene distintas propiedades y nos transmite diferentes tipos de energías.

  • El limón: es purificante y refrescante y nos sirve para aliviar el estrés y mejorar la circulación.
  • El romero: es una planta estimulante que nos ayuda a aliviar dolores musculares.
  • La lavanda: tiene propiedades relajantes y purificantes, por lo que se utiliza para aliviar dolores de cabeza.

Inunde su casa con sus aromas favoritos y escoja el ambientador que mejor se adapte a sus necesidades en nuestra tienda online. ¡Déjese aconsejar por nuestros expertos para la decoración de su hogar!

Próximas campañas