Andador

Andador

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Andador:la guía Westwing

Cuando tenemos un bebé, sobre todo cuando se trata del primero, todos los pequeños logros como el primer paso o las primeras palabras se convierten en un acontecimiento especial que intentamos inmortalizar tanto en nuestra memoria como a través de cámaras de fotos o de vídeo. Al convertirnos en padres, nuestro bebé se convierte en el foco de todas nuestras atenciones y preocupaciones.

En Westwing sabemos que como padres queremos lo mejor para nuestros hijos en cada momento, desde que nacen hasta que ya son adultos. Por esta razón, en nuestra tienda online podrás encontrar todo tipo de productos y accesorios para los más pequeños de la casa, desde cunas y andadores hasta vinilos decorativos de habitaciones infantiles para hacer del dormitorio de nuestros pequeños un lugar mágico lleno de fantasía.

Andador: ventajas y desventajas

Normalmente los padres adquieren un andador para su bebé cuando ya tiene alrededor de diez meses y se muestra curioso e inquieto por todos los objetos que se encuentran a su alrededor. Por mucho que el andador sea un accesorio muy común en la mayoría de las casas en las que hay un bebé, hay estudios que desaconsejan el uso de este producto; el motivo es que puede retrasar el desarrollo de los niños.

La principal ventaja del andador es que permite al bebé moverse casi con total libertad incluso cuando todavía no es capaz de caminar por sí mismo. Sin embargo, es importante que nuestro bebé no pase mucho tiempo en el andador dado que la postura que toman los bebés al utilizar este aparato no es la correcta. Por eso, debemos utilizar el andador a modo de juguete y además podemos modificar la superficie del andador de manera que se convierta en una especie de mesa de juegos para nuestro bebé.

Andador

Cómo elegir el andador adecuado para tu bebé

Teniendo en cuenta que el andador tiene que ser un juguete para nuestro bebé y no un aparato para usar constantemente, hay una serie de consideraciones que tenemos que tener en cuenta para escoger el andador que mejor se adapte a las necesidades de nuestro bebé:

  • Lo primero que debemos tener en cuenta es que el andador tenga un regulador de altura para que nuestro bebé pueda utilizarlo durante más tiempo, a medida que vaya creciendo.
  • También es importante que el asiento del andador esté fabricado en un material cómodo para nuestro bebé y que a la vez sea resistente.
  • Es recomendable que el andador de nuestro bebé sea fácil de transportar por si queremos llevarlo en el coche. Conviene que no sea complicado de limpiar, ya que sabemos que cuando tenemos niños en casa las cosas tienden a ensuciarse más de lo habitual.

¡Disfruta de los primeros momentos con tu bebé y de los primeros pasos que dé con su andador!