Aparador bajo

Aparador bajo

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Aparador bajo:la guía Westwing

Un aparador bajo se presenta como un producto adaptable a distintos espacios. Además, este tipo de aparador puede brindarte un mejor soporte que una mesa, si quieres presumir de esa pieza de vajilla antigua, como un plato, una legumbrera o una consomera, cuyo arte se encuentra en el interior.

En general, conocemos como aparador bajo a las consolas y a los aparadores buffet, muebles con frecuente presencia en los juegos de comedor escandinavos. Aparador, mesas y sillas representan al estilizado minimalismo. Muchos otros estilos pueden hacerse presentes en un aparador bajo. ¿Quieres descubrirlos? ¡Regístrate en Westwing!

Estilos que puedes descubrir en un aparador bajo

El estilo victoriano, con sus florituras y curvas, ha sabido fusionarse con distintos modelos de aparador bajo. En general, quedan fantásticos en recibidores distinguidos y en comedores de elegancia vintage.
En general, estos productos se fabrican en madera de caoba o de roble y armonizan con sillas y mesas de identidad similar.

Un aparador bajo Art Deco, que protagoniza la tendencia imperante en 1920 y los años siguientes, revelará influencias griegas, romanas y orientales, geometría equilibrada y puertas simétricas. Si dispone de cajones, los integra en la zona central, entre las puertas. Todo aparador bajo colonial tiene mucho que ver con el estilo rústico. Son muebles, casi siempre, de madera maciza, robustos y temperamentales. Puedes disfrutarlo en un comedor principal, junto a una mesa extensible y sólida, además de sillas del mismo estilo.

Cómo decorar un aparador

Uno de los aspectos que debes considerar a la hora de decorar un aparador bajo es que los elementos que coloques sobre él no lo dejen en un segundo plano. Principalmente si has elegido un producto especial, de primera categoría. Aquí tienes algunas sugerencias:

  • Un aparador bajo moderno, de líneas puras, queda genial con dos o tres cuadros de autor apoyados sobre su encimera y contra la pared, sin colgar. Delante solo colocarás algunas pequeñas macetas con cactus. Nada más.
  • Si has diseñado un salón minimalista puedes colocar un aparador bajo también minimal, blanco, negro o rojo. Aquí tienes dos opciones, o lo dejas libre de decoración, o pones un único jarrón monocromático, de alguno de los colores mencionados.
  • El aparador de un comedor cotidiano puede albergar una planta y algunos productos decorativos vigentes, como portavelas, pero cuida de que quede sitio para poner las fuentes que llevarás a la mesa.