Aparador gris

Aparador gris

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Aparador gris:la guía Westwing

Los aparadores son muebles que, tradicionalmente, se colocaban junto a las mesas para servir de apoyo. Solemos guardar en ellos la mantelería, servilletas, vajilla, etc. Dependiendo de su tamaño podemos darle este uso o alguno mucho más pragmático con cosas que utilicemos a diario.

Por eso es importante que encontremos un aparador que sea práctico, resistente y, por supuesto, con mucho estilo y acorde a nuestra decoración. Regístrate en Westwing y descubre en nuestro club de compras los aparadores que harán de tu casa un escenario ¡de revista!.

Un aparador gris para casi cualquier decoración.

El gris es un color que casa con todo. Podemos combinarlo con infinidad de tonos dependiendo del estilo que queramos conseguir. Además, un aparador gris, según el diseño que tenga, puede ser nórdico, industrial, vintage, isabelino, romántico, etc. En cuanto a materiales también es amplia la carta: metal, madera, pvc o incluso cristal. Y, dependiendo de cómo lo combinemos, conseguiremos que nuestro aparador gris encaje en una ambientación u otra.

aparador gris

Por ejemplo, un mueble isabelino encajará a la perfección en un gran dormitorio blanco de estilo romántico. Añade elementos rojos para darle un toque chic y el look quedará completo. El mismo aparador podría quedar muy elegante en un salón de estilo tradicional con una base de madera y tonos oscuros.

Cómo reutilizar un aparador gris

Los amantes del DIY verán muchas posibilidades en un aparador gris. Ya que se puede personalizar sin necesidad de cambiarlo por completo. Solo con añadir algunos detalles un aparador gris clásico puede convertirse en una pieza de vanguardia para nuestro salón o cocina. Si está hecho de metal, hay productos para desteñir el color y hacer que parezca envejecido. De una manera muy sencilla tendremos un mueble industrial. En caso de que esté hecho en madera las posibilidades son casi infinitas. Basta con lijar los frentes de puertas y cajones para luego pintarlos en colores que le darán una nueva vida. Utiliza el rojo para conseguir un aparador rústico chic que podrás colocar en la cocina.

  • Si quieres un cambio más sutil para tu aparador gris. Lija solamente la tabla de la superficie y deja el resto en su color original. Cambia los pomos y ¡voilá! ¡mueble renovado!.
  • Si el mueble con el que cuentas es de menor tamaño, añade un color para cada cajón y luego dales un toque envejecido. Tendrás un aparador gris y a la vez colorido que quedará genial en la terraza.