Aparador restaurado

Aparador restaurado

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Aparador restaurado:la guía Westwing

¿Estás en busca de un estiloso aparador restaurado? Seguramente tienes la sensación de estar a la caza de un tesoro, y no te falta razón, porque los muebles restaurados poseen una personalidad única. Antiguos o modernos, los aparadores restaurados son capaces de conceder un clima especial a cualquier habitación.

El aparador restaurado que imaginas, probablemente, es un mueble vintage de madera, envejecida al estilo natural o pintada en colores adorables. Claro, tu aparador puede ser contemporáneo y con aspecto restaurado, y también se vería fascinante en tu casa. Explora nuestras ofertas diarias, recibe directamente nuestras ideas, ¡regístrate en Westwing!

¿Cómo integrar y decorar con éxito un aparador restaurado?

El primer aspecto que debes identificar es el estilo del aparador restaurado que te quita el sueño. Un aparador de curvilíneo estilo francés, pintado en colores vivos, puede adaptarse a espacios kitsch, orientales o eclécticos. Puedes elegir tu aparador restaurado de color amarillo ocre, rojo, azul cobalto o verde esmeralda, para combinar con otros muebles y objetos blancos o de estos vistosos colores.

Si lo pones como mueble de recibidor podrías incorporar un espejo étnico de forma rectangular, una lámpara de estilo bohemio chic y una bonita alfombra persa. Rompe la estructura, que habrá quedado muy tendiente a vintage, con un cuadro de estilo alternativo en colores primarios. También podrías añadir, si hay sitio suficiente, un perchero restaurado, y el conjunto se vería increíblemente acogedor. En realidad, los aparadores restaurados pueden ocupar múltiples sitios en tu casa. Por supuesto, te contaremos cuáles son.

Regala un aparador restaurado a tus habitaciones favoritas

Puedes elegir un aparador restaurado de distintas formas y dimensiones, de manera de insertarlos en rincones y sitios protagonistas de tu casa.

  • Coloca un gran aparador restaurado, de madera oscura decapada, en tu comedor rústico. Procura que tenga, al menos, tres puertas, dos baldas interiores y varios cajones, para disponer de una estupenda capacidad de almacenaje para los elementos de tu mesa.
  • Un aparador restaurado de madera natural o pintada de blanco, aunque envejecida con betún de Judea, se verá espléndido en una cocina de estilo shabby chic. Envejece también los restantes aparadores o armarios y coloca herrajes con pátina oxidada en puertas y cajones. Finalmente, añade objetos decorativos, con encanto vintage, a tu aparador restaurado, como jaulas, portavelas y uno o dos relojes antiguos.
  • Un aparador restaurado escandinavo con dos puertas abatibles y una basculante, definido en beige claro y blanco, puede convertirse en la pieza estrella de una sala para ocio, donde luce la chimenea, una mesa de billar, un sofá chill out retro, y hasta un juego de comedor para compartir grandiosas comidas y cenas informales.