Aparador rojo

Aparador rojo

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Aparador rojo:la guía Westwing

Los aparadores surgieron con la necesidad de almacenaje y de apoyo a la mesa. Por eso, tradicionalmente se usaban para guardar la vajilla, mantelería y cubiertos. Hoy en día las necesidades pueden ser otras y el mercado ofrece diferentes tipos de aparadores. Los encontramos en múltiples tamaños, estilos y colores.

Un aparador rojo, independientemente de su tamaño, queda bien con multitud de estilos decorativos. Para conseguirlo, solo hay que customizarlo y complementarlo de la manera adecuada. Regístrate en Westwing para saber cómo hacerlo y ¡aprende a sacar partido a tus muebles!.

El aparador rojo que dará vida a tu cocina

Un aparador puede convertirse en nuestro mejor aliado a la hora de solucionar almacenaje. Suelen ser profundos y con compartimentos que permiten guardar artilugios grandes como fuentes, ensaladeras, etc. Y, si no contamos con tanto espacio, también hay modelos pequeños y coquetos que darán salero a la cocina. Un aparador rojo queda especialmente bien en estilos tradicionales, rústicos y vintage. Y, aunque no lo parezca, el rojo es un color que da mucho juego a la hora de personalizar un mueble.

Si tu aparador rojo está hecho de madera, basta con lijarlo para conseguir un efecto desgastado, añadirle tiradores metálicos, inscripciones numéricas en las puertas y unas ruedas grandes de acero negro. Con estos pasos tan sencillos y sin apenas usar productos, tendrás un aparador industrial que dejará a tus visitas boquiabiertas. Y quedará bien tanto en la cocina como en el salón. Colócalo en la entrada si se trata de un modelo pequeño y podrás guardar los bolsos y zapatos.

Cómo combinar un aparador rojo

Otro estilo en el que queda genial un aparador rojo es en el tradicional rústico. Puedes poner el resto de muebles de la cocina también en rojo, o dejarlo todo en blanco y madera para que tu nueva adquisición destaque. Si le das algún toque verde a la base blanca crearás un entorno muy ligado a la naturaleza que evocará a las tardes de verano y relax en el campo. Y, si te gustan los contrastes, combina tu aparador rojo con colores muy oscuros.

Si la cocina es luminosa, pinta una pared negra para que el mueble destaque. Coloca encima del aparador un gran reloj de madera y metal y algunas plantas colgadas de la pared. Puedes crear un huerto urbano vertical. Basta con colgar una rejilla sobre la que enganchar macetas alargadas y sembrar plantas aromáticas. El perejil, la hierbabuena y la cayena apenas necesitan cuidados y ¡el efecto junto al aparador rojo hará que estés deseando entrar a la cocina!.

  • Si tu decoración es más contemporánea, existen productos que dan mucho brillo a los acabados y tu aparador rojo cobrará una nueva vida
  • Un aparador rojo pequeño es ideal para colgarlo en una pared de piedra y conseguir un efecto rústico y atemporal