Aparadores pequeños

Aparadores pequeños

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Aparadores pequeños:la guía Westwing

Los aparadores pequeños nacen de la necesidad de almacenaje extra. Aunque lo común es ver estos aparadores colgados en la cocina o junto a las mesas, también podemos encontrarlos en diferentes sitios como el salón, el recibidor de la casa o incluso en el cuarto de baño.

Allá donde necesitemos un apoyo podremos contar con esta pieza para echarnos una mano con espacio extra. Regístrate en la venta privada de Westwing y encontrarás en nuestra guía de estilo los mejores consejos para sacar partido a los aparadores pequeños, así como al resto de muebles de la casa.

Aparadores pequeños para grandes soluciones

Son coquetos, originales y muy personales. Los aparadores pequeños nos salvan en más de una ocasión cuando se trata de guardar cubertería, mantelería o ¡incluso toallas!. Son tan prácticos que cada vez podemos verlos en más lugares de la casa. Su tamaño permite colocarlos de múltiples formas. Puedes colgar un par de aparadores pequeños en la cocina para guardar toda la cristalería y la vajilla.

También puedes restaurar un aparador para ponerlo en la entrada de la casa y poder dejar las mochilas e incluso los zapatos. Otra manera de aprovechar los aparadores pequeños es colocándolos encima de un aparador más grande. Si son del mismo estilo, la ampliación quedará de lo más original y ¡el espacio extra es siempre bienvenido!

aparadores pequeños

Cómo conseguir aparadores pequeños únicos

Los aparadores pequeños tienen la ventaja de ser muy personalizables. Al no tratarse de muebles grandes podemos buscar un hueco en la casa o el jardín para trabajar con ellos y no nos llevará mucho tiempo. Puedes, por ejemplo, pintar un aparador con cajones de color blanco y forrar la parte de arriba con tela en tonos azules y blancos, quedará con un estilo atlántico muy fresco y actual. Si le colocas ruedas será un complemento perfecto para guardar las toallas en el baño.

Y si te gusta la decoración de la madera, puedes probar a esculpir algunos de los frentes de cajón o puertas y luego pintarlos en tonos acidulados rosas y turquesas. Dale una capa de blanco envejecido al resto del mueble y tendrás una pieza de lo más exótica para el salón o terraza. Algunos de los siguientes consejos te vendrán bien a la hora de transformar aparadores pequeños:

  • Lo sencillo siempre es mejor: ante la duda utiliza un solo color de base y dale un toque personal con tiradores originales.
  • Puedes unir varios aparadores pequeños para conseguir un mueble de mayor tamaño. ¡En la decoración no hay límites!