Aparadores rústicos

Aparadores rústicos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Aparadores rústicos:la guía Westwing

¿Has notado lo atractivos que se ven los aparadores rústicos en las composiciones decorativas más glamurosas? Es natural, porque un aparador rústico de madera recia, con aire bohemio, siempre desprenderá elegancia y distinción. Puedes integrar aparadores rústicos rojos en ambientes étnicos, o destinarlos a ser protagonistas en habitaciones casi monocromáticas.

Aparadores rústicos: talismanes de múltiples estilos

Los aparadores rústicos se cuentan entre nuestros muebles favoritos. Nos gustan con puertas correderas o abatibles, de cualquier color y formato de los que presentan los aparadores rústicos, tanto los de salón como los de cocina o de comedor. Regístrate en el club privado de Westwing y ¡elige los tuyos!

aparadores rústicos

Entre los aparadores rústicos, existe una versión que se corresponde con el estilo clásico y tradicional. Se trata de los aparadores coloniales, definidos en madera de tono oscuro o medio, grandiosos para conseguir comedores que se adaptan a casas de tendencia convencional. De hecho, este tipo de mueble se ve genial junto a mesas ovaladas de su mismo color, acompañadas por estilosas sillas Thonet, a las que puedes dar tu toque personal. Colócales cojines redondos, del mismo tamaño que sus asientos, en algún color suave como crudo o rosa pastel.

Todos los aparadores rústicos que te ofrecemos responden a expresiones retro, aunque a estas alturas podemos considerarlos aparadores de vanguardia. Verdaderamente, un mueble aparador del diseño de los años cincuenta, elegante y sofisticado, combina con modernas sillas en blanco y azul, dispuestas alrededor de una mesa Tulip en color beige muy claro, absolutamente vigente.

Aparadores diferentes, perfectos para tu casa

Nota las fantásticas posibilidades que consigues al combinar los muebles acertados con los aparadores rústicos de nuestras colecciones:

  • En un salón de estilo loft, que rinde culto al vacío y la atmósfera fabril, los aparadores rústicos se convierten en la pieza clave del espacio. Combínalos con mesas alargadas, robustas, en madera y metal, y dos o tres estanterías básicas para libros y figuras decorativas austeras.
  • Saca partido de los aparadores rústicos de color blanco o dorado decapado para nutrir el exotismo de una habitación oriental. Une su esencia a un armario negro, de dos puertas y aspecto reciclado, y a bancos bajos con cojines rojos, además de una mesa de centro decorada con una fuente zen y elementos de bambú.

Créditos: Living4Media.