Armario con vitrina

Armario con vitrina

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Armario con vitrina:la guía Westwing

El armario con vitrina es el mueble ideal para enseñar los objetos que en él colocamos, de una forma elegante a la vez que vestimos nuestro salón o la habitación en el lugar en el que lo vamos a situar. Un armario con vitrina es un sello de calidad para cualquier casa.

Un armario con vitrina puede ser de diferentes tamaños y colores. Su estructura también puede variar y podemos encontrar muebles muy diferentes. Si necesitas ideas para inspirarte y decorar con un armario con vitrina, regístrate en Westwing y descubre todas las novedades que tenemos para ti.

Armario con vitrina para el salón

¿Qué sería de un salón o un comedor sin un armario con vitrina? Desde luego, son muebles imprescindibles. El armario con vitrina está hecho de madera y la vitrina suele ser de cristal, que puede llevar adornos o no, dependiendo del gusto de cada uno. Este cristal está incrustado en dos puertas de madera que lleva este armario, y que es lo que nos permite poder abrirlo y cerrarlo y guardar en él las cosas. Sobre todo, si lo colocamos en el salón o comedor, el armario con vitrina sirve para guardar la vajilla y dejarla a la vista. También se usan mucho en la cocina los armarios con vitrina, ya que es el lugar en el que colocamos los útiles de esta zona de la casa.

Armario con vitrina para cualquier rincón de la casa

Como comentamos antes, el armario con vitrina puede ser de diferentes alturas y con diferentes diseños. No todos tienen por qué ser altos y con la misma estructura. También nos podemos encontrar armarios con vitrinas en otros lugares de la casa, como por ejemplo el recibidor. En estos casos, el cristal de la vitrina suele ser tintado, y aunque no sea de color negro, es más oscuro de lo normal. Hay pequeños trucos para que tu armario con vitrina luzca con luz propia:

  • Coloca una vela en el armario con vitrina: le dará una luz especial.
  • Puedes utilizar telas para poner debajo de las baldas y darle un toque de color.