¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Armario de una puerta:la guía Westwing

Armario de una puerta

Cuando contamos con poco espacio tenemos que jugar con la imaginación. Un armario de una puerta puede ser la solución perfecta para tener un lugar de almacenaje práctico y decorativo.

Regístrate en Westwing y consigue que tu armario de una puerta sea uno de los muebles con más estilo de la casa. Accede a nuestra guía de decoración y encuentra las ideas más inspiradoras.

Armario de una puerta: almacenaje y diseño

Los muebles pequeños cuentan con la ventaja de tener diseños más llamativos, originales e innovadores. Por eso un armario de una puerta es tanto una solución de almacenaje como de decoración. Puedes colocarlo en la cocina, el dormitorio, el salón, el baño o incluso el recibidor. Dependiendo del uso que le vayamos a dar y del estilo que tenga nuestra casa, buscaremos un tipo de armario u otro.

Para decoraciones de estilo nórdico, un armario de una puerta en madera y con el frente gris o celeste, quedará ideal en la entrada. Podremos usarlo para colgar los abrigos al llegar a casa y no ocupará demasiado espacio. En la cocina, un armario de una puerta puede convertirse en una despensa ideal. Haz que combine con las puertas del resto de los muebles o dale su propia personalidad. ¡Todo vale!

Decora con armarios de una puerta

Cuando no hay mucho espacio y necesitamos colocar un armario tenemos dos opciones: uno de puertas correderas o un armario de una puerta. En ambos casos intentaremos darle personalidad y estilo. Si se trata de la habitación de los más pequeños. Un armario de una puerta será ideal para que guarden ellos mismos su ropa. Puedes elegir modelos de resina que imitan a grandes puertas de castillo o que tienen formas de animales.

También puedes reciclar un viejo armario de una puerta y decorarlo para que los peques guarden sus juguetes. Coloca dentro cajones de rejilla para que les resulte más cómodo y no olvides anclarlo a la pared para que sea seguro. En el baño también nos será muy útil este mueble. Puedes utilizarlo para guardar las toallas y los productos de belleza. Utiliza tonos claros, como el blanco, para que el espacio tenga más luminosidad.

  • Este tipo de mueble de almacenaje también es perfecto para el despacho. Coloca grandes cajones por dentro y lo convertirás en un archivador.
  • Coloca un armario de una puerta en el trastero. Será ideal para guardar todas la cajas de los zapatos de fuera de temporada y apenas te quitará espacio.