Armarios clásicos

Armarios clásicos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Armarios clásicos:la guía Westwing

Cuando ves un armario equilibrado, elegante y refinado, tu intuición te indica que estás frente a uno de los distinguidos armarios clásicos, aceptados por múltiples estilos. Las líneas de este tipo de armarios, como sucede con todos los muebles clásicos, mantienen su vigencia a través del tiempo.

El temperamento de un armario clásico combina discreción y protagonismo, y se expresa de diferentes maneras, en función de su diseño. Si quieres contar con hermosos armarios clásicos en tus dormitorios, explora los catálogos de ofertas de Westwing, inscríbete en nuestro club privado y ¡consíguelos!

Armarios clásicos, siempre a la última

Los prácticos y absolutamente imprescindibles armarios se conocen, cuando menos, desde la época dorada de la civilización romana. Puedes verlos en las pinturas de Herculano. En un principio se utilizaban, únicamente, para almacenar armas. De ahí surgió su nombre, del vocablo del latín armarium. Sin embargo, aquellos armarios clásicos romanos pronto demostraron su utilidad para guardar todo tipo de elementos, y su uso se extendió.

Recién a principios del siglo XV el armario comenzó a emplearse tal como hacemos ahora con nuestros armarios clásicos o alternativos, dos modalidades que se despliegan en diversos estilos. Aquellos muebles mostraban puertas decoradas con relieves, labrados de manera artesanal. El uso de motivos escultóricos en los  dormitorios se aprecia a partir del Renacimiento italiano. El diseño más antiguo de los armarios clásicos ofrecía cuatro puertas, dos en la zona superior y dos inferiores, y se lograba con maderas finas, de roble o nogal.

La habitual calidad de los armarios clásicos

Los grandes creadores de mobiliario de primera calidad apuestan, con frecuencia, por los diseños clásicos para sus muebles de madera maciza, bellos y de gran fortaleza. Apuesta por invertir en esta línea de armarios clásicos, pues resultan piezas elementales que disfrutarás por mucho tiempo.

  • Los armarios grandes, de líneas simples y puras, son perfectos para equipar la habitación de los niños. Se adaptarán a los cambios de camas, escritorios, lámparas y textiles que se producen en los dormitorios infantiles conforme los chicos van creciendo.
  • Ten en cuenta que si quieres definir una notable armonía visual en todas las habitaciones de tu casa, junto a los armarios clásicos debes integrar cabeceros, cómodas, sinfonieres, butacas y tocadores también clásicos, además de lámparas de diseño de primer nivel.