Armarios de interior

Armarios de interior

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Armarios de interior:la guía Westwing

Los armarios son nuestros fieles compañeros de dormitorio. Nos gusta que estén a la última tanto por fuera como por dentro. Por eso los armarios de interior serán la opción perfecta a la hora de organizar las zonas de almacenaje.

Regístrate en nuestra venta privada de Westwing y descubre los armarios de interior que le darán nueva vida a tu vestidor. Y no te pierdas los consejos de decoración de nuestra guía de estilo. ¡Convierte tu casa en un espacio único!

Organiza todas tus colecciones en armarios de interior

La diferencia primordial entre un armario común y losarmarios de interior es la ausencia de puertas en los segundos. Solemos llamar armarios de interior a los que colocamos en las zonas de vestidor o en el interior de alguna habitación. Nos sirven para entrar y ver a simple vista todo lo que tenemos sin necesidad de estar abriendo puertas y cajones. El vestidor es, en muchas casas, una zona sagrada. Por eso los armarios de interior cobrarán especial importancia al respecto.

Lo primero que haremos será analizar el espacio disponible. Si la habitación es alargada y algo estrecha, es posible que queramos poner armarios de interior en solo uno de los lados. De esta forma tendremos espacio suficiente para colocar algunos ganchos, espejos, algún banco o muebles de poco fondo para accesorios en la otra pared y el espacio quedará mejor aprovechado.

Los accesorios ideales para los armarios de interior

La opción ideal cuando se trata de armarios de interior es que estén hechos a medida. De esta forma, podremos aprovechar más espacio. En caso contrario, intentaremos siempre que los armarios de interior sean bastante grandes, altos y con profundidades y medidas estándar que nos permitan añadir accesorios de almacenaje e iluminación al interior del mismo. Procura aprovechar todo el hueco del armario. Para ello, intenta que las zonas de perchero tengan diferentes alturas.

Deja alguna parte que llegue hasta el suelo para colgar los vestidos largos. Un buen tramo a una altura media para chaquetas y blusas. Y un pequeño trozo más corto para faldas y complementos. El resto complétalo con cajones y baldas. Recuerda siempre que las partes más bajas de los armarios de interior son las ideales para poner cajones y las más altas serán perfectas para las baldas. En las partes superiores coloca cajas de madera o cartón donde podrás guardar prendas que no usas normalmente o algunos complementos como sombreros o tocados para ocasiones especiales.

  • Añade iluminación a los armarios de interior. Unas pequeñas barras en la parte superior te permitirán ver toda tu ropa de un solo vistazo.
  • Hazte con una pequeña escalera. Parecidas a las de las antiguas librerías y bibliotecas. Quedan elegantes y, sobre todo, muy útiles a la hora de alcanzar a las baldas más altas.