Artículos para bebés

Artículos para bebés

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Artículos para bebés:la guía Westwing

La llegada de un bebé siempre es un acontecimiento muy importante en la vida de la familia. Meses antes del nacimiento, comenzamos a decorar la habitación del bebé, pintamos las paredes y elegimos los muebles y los artículos para bebés que vamos a tener. Es una época de ilusión y nervios en la que organizarse y tenerlo todo listo es importante, para que cuando por fin tengamos a nuestro hijo en brazos sea con total tranquilidad.

En Westwing sabemos lo importante que es equipar bien la habitación de nuestro bebé y tener todas sus necesidades bien cubiertas. Además de ideas de decoración, en nuestra tienda online podrás encontrar artículos para bebés, mantas, cambiadores, cunas y todo lo necesario para que iniciar esta gran aventura sea un poco más fácil.

ILUSIÓN Y NERVIOS

Los meses que preceden a la llegada de un bebé pueden ser muy estresantes para los padres, sobre todo si son primerizos. Queremos que todo sea perfecto desde el principio y que la habitación esté preparada, estamos deseando utilizar los artículos para bebés que hemos ido comprando o que nos han regalado y nos preocupa haber olvidado algo importante. ¡Tranquilos! Si preparamos una lista con todo lo que necesitamos, podremos organizarlo todo más fácilmente; desde la documentación que será necesaria en el hospital hasta los artículos para bebés esenciales para que nuestro hijo llegue al mundo con todas las comodidades.

Artículos para bebés

LOS ARTÍCULOS PARA BEBÉS BÁSICOS

Una de las dudas más frecuentes de los padres primerizos es qué artículos para bebés hay que tener listos para cuando nuestro hijo llegue a casa. Hay que tener en cuenta que es una época de grandes gastos pero también de muchos regalos, por lo que podemos elaborar una lista de artículos para bebés similar a la de los regalos de boda para que nuestros familiares y amigos sepan qué necesitamos. Puesto que la gama de artículos para bebés disponible es realmente amplia, conviene saber distinguir qué accesorios son imprescindibles y qué accesorios no lo son tanto o pueden esperar algunos meses:

  • Capazo, moisés o cuna: salvo que pensemos practicar colecho, nuestro bebé necesitará un espacio propio donde dormir. Los capazos y moisés tienen la ventaja de ser transportables, pero solo pueden usarse hasta que el niño es capaz de levantarse solo; luego tendremos que pasarlo a una cuna.
  • Artículos de higiene: pañales, una esponja vegetal o toallitas, crema hidratante, crema para el pañal, tijeras de punta redondeada, jabón neutro y un cepillo suave para el pelo.
  • Bañera: es importante que la estructura sea estable y que no tengamos que agacharnos para usarla; así nos evitaremos problemas de espalda. Además, debe ser resistente y ergonómica, para que el niño no se resbale. Lo ideal es tener un combinado de cambiador y bañera, para ahorrar espacio y tener todos los artículos de higiene a mano. Debemos tener en cuenta que los bebés y los adultos tienen necesidades distintas en cuanto al baño: en el caso de los pequeños, bañarse todos los días puede irritarles la piel y hacerles más propensos a tener erupciones o rojeces.
  • Ropa de cuna y un protector: debe ser de algodón y la lavaremos con jabón neutro para evitar alergias. Se necesitan al menos dos juegos de sábanas del tamaño exacto del colchón, pero no edredones ni almohadas. El protector evitará que el bebé se golpee con los barrotes de la cuna; no debe tener cordones ni partes que se puedan desprender (como botones).
  • Cochecito y silla de paseo: durante los primeros meses de vida, un cochecito de paseo con capazo será imprescindible para salir a la calle. Cuando nuestro bebé tenga seis meses, tendremos que pasarlo a la silla para que pueda ir sentado y observe lo que le rodea. Si optamos por un cochecito trío, tendremos un todo en uno: capazo, silla de paseo y cuco para el coche.
  • Biberones y esterilizador de biberones: esterilizar los biberones elimina los gérmenes y protege a nuestro hijo mientras sus defensas aún no están totalmente formadas. Por eso mismo, es recomendable hacerlo hasta que el bebé cumpla seis meses: a partir de entonces, sus defensas son más fuertes y comienzan a llevárselo todo a la boca, por lo que no necesitaremos seguir esterilizando los biberones.
  • Juguetes educativos: los peluches, los móviles, los sonajeros y las mantas de juego son una gran forma de estimular los sentidos y que nuestros hijos comiencen a descubrir formas, colores y sonidos. Sin embargo, estos artículos para bebés no son realmente necesarios hasta el tercer mes; hasta entonces, su visión y su audición son algo limitadas, por lo que no suelen llamarles la atención. A esta edad, el mejor estímulo son los padres: sus voces, sus caras, etc.

Además de los imprescindibles, podrás encontrar muchos otros artículos de bebés que harán estos meses más fáciles: almohadas de lactancia, sacaleches, una trona, un monitor para bebés… ¡Todo lo necesario para disfrutar al máximo de esta etapa!