Azulejos

Azulejos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Azulejos:la guía Westwing

¿Está cansado de que su baño sea una estancia monótona y blanca? ¿Quiere darle un toque de color y no sabe cómo? Mediante la combinación de azulejos de distintos colores e incluso mosaicos podrá cambiar radicalmente el estilo de su baño dotándolo de un aire de exclusividad.

El baño dejará de ser esa habitación aburrida para convertirse en una terma romana decorada con mosaicos y azulejos. ¡Relájese y disfrute de un relajante baño tras el estrés de la rutina diaria!

El origen de los azulejos

Según los documentos históricos el uso de los azulejos se remonta a la época de los asirios. Esta población solía pavimentar sus casas con losas de barro cocidas y adornadas. La razón de este fenómeno es que tanto los asirios en la antigüedad como los árabes hoy en día tienen la costumbre de quitarse los zapatos antes de entrar en las viviendas e incluso en los lugares sagrados.

Sin embargo, los azulejos no llegaron a España hasta una época más tardía, en la Edad Media, cuando la mezcla de culturas de la península influenció también el arte de este periodo histórico. Posteriormente, los azulejos también han sido elementos clave del modernismo y podemos ver su influencia en elementos arquitectónicos del modernismo en obras de Gaudí, Domènech y Montaner, por ejemplo.

Azulejos para el baño

El lugar principal donde normalmente encontramos los azulejos suele ser el baño. Esto se debe a que protegen las paredes de la humedad y además  son muy fáciles de limpiar. Hoy en día existen numerosos diseños y colores para los azulejos, para que nuestro baño no sea una estancia blanca y sin luz.

A la hora de personalizar nuestro baño también podemos optar por colocar azulejos de diseño. El dibujo que se crea con este tipo de azulejos, no se crea mediante estampados, sino que los azulejos tienen formas y tamaños diferentes que conforman una imagen única y exclusiva. Otra de las opciones más solicitadas son los azulejos esmaltados que reflejan y aumentan la luminosidad de nuestro baño con colores metalizados, cobrizos, plateados o dorados.

Para decorar nuestro baño no solamente podemos utilizar azulejos, una idea original sería colocar vinilos decorativos para darle un toque de alegría y humor. Además de ser un elemento decorativo fantástico, los vinilos decorativos son resistentes al agua.

Mosaicos

Un mosaico es una composición formada por piedrecillas o trozos de azulejo de diferentes colores y tamaños. Los mosaicos también son elementos que podemos utilizar para decorar nuestro baño. Éstos tienen un origen muy antiguo que se remonta a la antigua Grecia. Sin embargo, nosotros mismos podemos crear una pieza única para nuestro hogar en tan solo unos minutos. ¡Seguro que nuestro mosaico no tiene nada que envidiar a los mosaicos griegos!

Para crear nuestro mosaico DIY necesitamos una serie de materiales: una superficie plana, un lápiz, papel de calco, azulejos de colores, pegamento especial para azulejos y cemento. Primero, dibujaremos el diseño que hayamos elegido en el papel de calco, para luego pasarlo a la superficie plana donde vayamos a crear nuestro mosaico. Después, colocaremos los trozos de azulejos encima de nuestro dibujo. No olvidemos cubrir la superficie completamente y pegar los azulejos con pegamento especial para ello. Para fijar bien los azulejos en la superficie plana, tendremos que mezclar el cemento con un poco de agua hasta que adquiera una consistencia líquida pero no aguada. Finalmente, esparciremos la mezcla por encima de los azulejos y utilizaremos un trapo húmedo para eliminar los restos. ¡Voilà! Ya tenemos un mosaico exclusivo y  hecho a mano para decorar nuestro baño.