Banco esquinero

Banco esquinero

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Banco esquinero:la guía Westwing

Los bancos son ese tipo de muebles que, a veces, dudamos en añadir a la casa, pero que luego nos alegramos de tener. Un banco esquinero, por ejemplo, no solo puede crear un rincón agradable, sino que además servirá como almacenaje extra.

Inscríbete en la venta privada de Westwing y descubre cómo sacar partido a un banco esquinero en nuestra guía de estilo. Aprenderás trucos para colocarlo en el lugar adecuado y para conseguir que le dé un toque especial a la decoración.

Cómo crear ambientes a partir de un banco esquinero.

Cuando empezamos a decorar la casa, a veces algo que nos cuesta trabajo es crear diferentes zonas. Podemos hacerlo a través de la iluminación, delimitando el espacio con ciertos tipos de mueble o diseñando pequeñas zonas que tengan vida propia. Un banco esquinero es ideal para esta última opción. Tradicionalmente se solían situar en la cocina junto a una pequeña mesa, en lugar de mesas con sillas tradicionales.

Pero un banco esquinero puede resolvernos casi cualquier espacio en desuso de la casa. Y también fuera de ella: un banco de madera de teca en el jardín puede ser el compañero perfecto para tomar un aperitivo con amigos. Dentro de casa, las posibilidades son todavía más amplias. Sigue leyendo para descubrir cómo.

Un banco esquinero para cualquier zona de la casa.

En la entrada, un banco esquinero pequeñito puede crear un recibidor con mucho encanto. Procura que tenga almacenaje bajo el asiento para dejar los zapatos y mochilas. Si te queda espacio, pon un pequeño aparador junto al banco con una lámparita, un espejo y un vaciabolsillos. ¡El recibimiento perfecto!. Otro lugar donde podemos crear una zona a partir de un banco esquinero es el salón o dormitorio.

Puedes diseñar un rincón de lectura si el banco es lo suficientemente cómodo. Para eso, asegúrate de que el asiento sea lo bastante profundo y esté bien acolchado. En la parte bajo el asiento puedes dejar baldas vistas para colocar los libros y en la pared un aplique con una lámpara extensible para tener buena luz a cualquier hora. ¡No querrás parar de leer!.

  • Si te gusta el DIY, puedes crear tu propio rincón a medida. una forma muy fácil es unir dos bancos para hacer uno esquinero. No olvides cortar la unión en inglete para obtener un resultado ¡casi profesional!
  • Y si ya tienes banco esquinero, reciclarlo será muy fácil. Basta con lijarlo, pintarlo y tapizarlo con una nueva tela. ¡Mueble nuevo en un santiamén!

Créditos: Living4Media