Banco plegable

Banco plegable

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Banco plegable:la guía Westwing

Un práctico banco plegable es uno de los elementos que complementan el aspecto acogedor de una casa. Ningún anfitrión o anfitriona que se precie de tal dejaría de contar con sillas y bancos plegables para organizar sus reuniones, tanto en el jardín como en una sala especial de la casa.

Toda reunión y evento al aire libre, familiar, social o empresarial, necesita de mobiliario acertado. El banco plegable y la mesa desmontable, entre otras piezas, resultan absolutamente funcionales en estos casos. Inscríbete en el club de ventas de Westwing y ¡consigue los muebles de exteriores más estilosos!

El remoto origen de la silla y el banco plegable

El banco plegable, así como también la silla plegable, son de los muebles más antiguos que se conocen. Sus primeros diseños aparecieron en Egipto ¡hacia el año 2000 a.C.! Aquella clase de banco plegable era, en realidad, un banco destinado a ser el asiento de un oficial del ejército, el que estaba al mando durante una batalla. Dicho banco de fácil transporte era una versión simplificada del mismo trono de Tutankamón que, en realidad, era una silla plegable porque tenía respaldo.

Simbolizaba su autoridad y su poder. El banco plegable continuó, en diversas culturas, con su antigua simbología hasta el siglo XIX, cuando su uso se popularizó para darle la utilidad actual. Hoy nos valemos de bonitos bancos plegables para complementar la capacidad de los balancines y las sillas de jardín. También disponemos de mesas de distintos tamaños que pliegan o desmontan sus patas, destinadas a disponer de mesas auxiliares para nuestras reuniones en exteriores e interiores.

Diversidad de modelos de banco plegable

Puedes distinguir distintos diseños de banco plegable, para una o varias personas:

  • Banco individual de asiento rígido: Este tipo de banco pliega sus patas para ofrecer un sencillo almacenaje en un armario con suficiente capacidad. Puedes usarlo en la cocina y en el comedor cotidiano, cuando recibes visitas familiares a la hora de comer.
  • Banco individual con asiento flexible: Se trata de una clase de asiento que cierra sus patas en forma de tijera y dispone de un asiento plegable, generalmente de lona. Es ideal para usar en la playa, así que puedes combinar sus colores con las de los parasoles, toldos y manteles que uses al aire libre.
  • Banco plegable largo: Existen modelos que pliegan sus patas y variantes más largas que, incluso, se pliegan a la mitad, para facilitar aún más su transporte. Se utilizan incluso en bodas al aire libre, ocasiones en que se decoran sus extremos con grandes lazos y flores.