Banco reclinable

Banco reclinable

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Banco reclinable:la guía Westwing

Ponerse en forma es una tarea difícil y requiere de mucha fuerza de voluntad y algunos accesorios. Un banco reclinable es el compañero perefecto a la hora de hacer fitness.

Regístrate en Westwing y encuentra en nuestro club de compras el banco reclinable que estabas buscando. Accede a nuestra guía de estilo y aprende algunos trucos de decoración y ¡los mejores consejos!.

Banco reclinable: el gimnasio en casa.

Todos hemos pasado por la etapa de “el lunes empiezo el gimnasio”. Llegar a hacerlo ya es un logro y continuar con el ejercicio, ¡un logro todavía mayor!. Cuando no disponemos de tiempo suficiente para desplazarnos a algunas instalaciones cercanas, a veces optamos por montar un gimnasio en casa.

Despejar una habitación es el primer paso. Una vez tengamos el espacio hay que elegir bien con qué lo llenamos y procurar no comprar demasiados accesorios que no vayamos a utilizar. Un banco reclinable es una opción segura. Ya que podremos utilizarlo para hacer abdominales y trabajar la musculatura con diferentes ejercicios. Una de las principales funciones de un banco reclinable es poder hacer pesas. Asegúrate de que el banco que adquieres tenga soportes para colocar las mancuernas. De esta forma lo tendrás todo ordenado y siempre a mano ¡para no tener excusas!.

Un banco reclinable multiusos.

La gran ventaja que tiene un banco reclinable es que lo podemos utilizar para hacer diferentes tipos de ejercicio. A diferencia de, por ejemplo, las bicicletas estáticas con las que solo se pueden trabajar glúteos y piernas, un banco reclinable nos permite moldear toda la musculatura. El hecho de que sea reclinable es una condición sine qua non, ya que solo así podremos hacer abdominales y pesas correctamente.

A la hora de elegirlo valoraremos también que sea fácil de guardar y recoger. Nos vendrá bien en caso de tener que utilizar la habitación para invitados, o cuando no podamos dejarlo siempre colocado en su sitio. Y también podremos decorar nuestra habitación de ejercicios, ¡por supuesto que sí!

  • Coloca tu banco reclinable en una esquina sobre una gran alfombra en tonos flúor. El rosa o azul quedarán especialmente bien y ¡nos ayudarán a motivarnos!
  • Sitúa, junto al banco reclinable, una pequeña estantería de almacenaje. Podrás tener a mano, y ordenador, los guantes, botellas de agua, vendas y todo lo necesario para tus sesiones de fitness.