Banco romántico

Banco romántico

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Banco romántico:la guía Westwing

El amor nunca sobra y, por eso, el estilo romántico siempre está de moda. Aunque cierto es, que para colocar un banco romántico no es necesario tener una habitación de este estilo, ya que la elegancia de esta pieza quedará bien en muchos tipos de decoración.

Entra Westwing y encuentra en sus ofertas el banco romántico ideal para tu habitación. Descubre en nuestra guía de estilo los mejores consejos de decoración y ¡sácale el mayor partido a tu casa!

El saber estar de un banco romántico

Si algo tiene un banco romántico es que transmite elegancia al resto de la habitación. Se trata de una pieza que, pese a ser algo tradicional, encaja bien en cualquier ambiente decorativo. Los bancos románticos se caracterizan por sus líneas suaves y curvadas. Suelen ser de estilo isabelino cuando están en interior o también de forja o madera, imitando a los bancos típicos de los parques, si los buscamos para exterior.

banco romántico para dormitorio

El cine ha conseguido que cuando pensamos en un banco romántico visualicemos a una pareja de tortolitos acaramelados en un banco de Central Park un día de otoño. Por eso, muchos no podrán resistirse a colocar un banco romántico de madera o forja bajo el árbol más grande del jardín para dejarse llevar por la pasión.

Cómo decorar con un banco romántico.

A la hora de colocar mobiliario de aires románticos hay que tener cuidado de no recargar el espacio. Suelen ser muebles muy decorativos y poner más de la cuenta en una habitación puede resultar contraproducente. Una idea original es usarlos para las habitaciones infantiles. Quedan genial los pequeños muebles de estilo romántico como emulando a una antigua casa de muñecas ¡aportará un toque de magia!

Procura que sean blancos o en tonos pastel para que el conjunto quede divertido. En el dormitorio principal, el banco romántico puede tener su lugar de protagonismo a los pies de la cama o bajo una ventana. Tapízalo en un color que no esté presente en la habitación pero que combine con el resto, le dará protagonismo a la vez que se integrará.

  • Pon tu banco romántico en una esquina del jardín y añádele un techo de rejilla sobre el que puedes sembrar una enredadera. Cuando crezca será ¡un rincón para tortolitos en toda regla!
  • Coloca un banco romántico sin respaldo ni brazos en el centro de tu vestidor. ¡Nunca lo habrás visto tan elegante!