Bancos antiguos

Bancos antiguos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Bancos antiguos:la guía Westwing

Los bancos antiguos son piezas de coleccionismo que decoran cualquier casa, sea cual sea el estilo de la vivienda. Sirven tanto para exterior como para el interior, y pueden ser de diferentes materiales, lo que les conferirá personalidades distintas.

Bancos antiguos para el exterior

Los bancos antiguos provienen de antigüedades que se restauran para darles la apariencia que deseamos. Si necesitas ideas para inspirarte y decorar con bancos antiguos, regístrate en Westwing y encontrarás una completa guía para decorar con los mejores consejos.

Si nuestra casa dispone de jardín o porche, un banco antiguo es una opción muy estilosa y decorativa. En la entrada de casa se pueden colocar los bancos de estilo vintage creando un conjunto clásico. Estos muebles clásicos normalmente son de madera tallada con detalles antiguos que hacen de los bancos una auténtica obra de arte. Para completar la decoración, quedan preciosos algunos detalles como:

  • Regaderas y tiestos antiguos: le darán ese toque provenzal a tu porche, además de ser detalles muy especiales.
  • Plantas grandes estilo enredadera: crearán un entorno especial para colocar los bancos antiguos.

Bancos antiguos para tu casa

Los bancos antiguos quedan preciosos en determinados estilos decorativos. Los estilos más clásicos, son los que más aceptan este tipo de bancos clásicos, se adaptan a la perfección al señorío de este tipo de mobiliario. Es importantísimo combinarlos con el resto de muebles de la habitación. Generalmente, se colocan en las entradas de las viviendas, sobre todo si son casas grandes y espaciosas.

Una cómoda clásica al lado con elementos vintage como un teléfono antiguo o un globo terráqueos, son básicos indispensables para su decoración. Los bancos antiguos también piden alfombras de estampados clásicos, de tejidos gruesos, estilosos y muy suaves.

Los cojines también son una parte fundamental para decorar los bancos y que luzcan en todo su esplendor. También queda muy elegante colocar un par de cuadros encima de cada banco. Han de ser cuadros clásicos, rectangulares y con motivos florales y artísticos. Esta clase de bancos se pueden conseguir en las tiendas o uno mismo puede restaurar su propio banco.