Bandeja

Bandeja

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Bandeja:la guía Westwing

Estás tumbado en la cama y te acabas de despertar, ¿a qué te gustaría quedarte ahí a desayunar? Has preparado una cena deliciosa para disfrutar de una buena película, la última de Aménabar, ¿a qué te gustaría disfrutarla en la televisión de tu salón? En estas dos situaciones, y en muchas más, una bandeja te vendrá genial: para servir tu comida dónde quieras sin posibilidad de que nada se derrame.

La bandeja es perfecta para llevar nuestra comida. Imagina la siguiente situación: has preparado la merienda a los más pequeños pero están jugando en el jardín y no quieren moverse de ahí, no pasa nada, pon la merienda en una bandeja y lleva tu comida a tu mesa de jardín.

Una bandeja para todo

La bandeja nos salva de muchas situaciones, no solo para transportar la comida de un espacio a otro. Por ejemplo, has preparado un puchero como todos los domingos, ¿qué mejor que poner todas las verduras y la carne en una bandeja? ¡Genial! Por tanto, las bandejas también nos sirven como forma de presentación de nuestros platos.

Si has decidido hacer una barbacoa de carbón este sábado y has invitado a todos tus amigos, ¡sois muchísimos!, seguro que servir plato a plato te resulta complicado, ¿sabes que puedes hacer? Coge una bandeja y ves poniendo todas las salchichas, chorizos y chuletas en ella, ¡te resultará mucho más cómodo sobre todo si tus amigos están despistados con sus copas de vino y tienes que hacerlo tú todo!

Como puedes ver, las bandejas son prácticas y cómodas tanto para llevar comida como para presentarla en la mesa, ¡por no olvidar las bandejas que utilizamos para hacer las pizzas en nuestro horno! Elige unas bonitas, ¡y sorprende a tus invitados!

Tipos de bandeja

Dentro del mundo de las bandejas podemos encontrar muchos tipos: tamaños, diseños, colores y formas que distinguen unas de otras. Los materiales más utilizados para la elaboración de las bandejas son el plástico y el metal, aunque también las puedes encontrar en otros materiales como la madera.

Algunas  tienen varias partes separadas: por ejemplo, una para poner el primer plato, otra para el segundo y otra para el postre. ¡Así no tendrás que volver a la cocina mientras estás disfrutando de la comida en la terraza!

Las formas de la bandeja también pueden variar, y debes de tenerla en cuenta ya que según lo que vayas a poner tendrás que usar unas bandejas u otras. Por ejemplo, hay bandejas que cuentan con cierta profundidad, y este tipo de bandeja es el que tendrás que utilizar si quieres disfrutar de tu sopa en la cama: pon un bol sobre la bandeja, ¡así seguro que no hay posibilidad de que nada se derrame!

También puedes encontrar una bandeja para los más pequeños, con estampados de sus dibujos favoritos. Prepárales la cena y lleva la bandeja a la mesa, ¡así seguro que ven las verduras de otro color y se las comen encantados!

Por lo demás, ¿prefieres una bandeja con formas rectas y de un solo color o mejor una bandeja con un estampado floral y con la forma de una flor? La elección de la bandeja solo depende de ti, ¡elige las que más te gusten!

Decora con tu bandeja

Las bandejas no son solo para servir comida, pueden quedar muy bonitas a modo de decoración, ¿por qué no colgarla en la pared? Es una idea de decoración muy original, ¡seguro que consigues que tu hogar sea menos tradicional y más peculiar! Hay bandejas en las que puedes poner fotografías, así que ya sabes, coge tus fotos de las últimas vacaciones en Tenerife, y ponlas en esta bandeja, cuélgalas, ¡y ya tienes nuevos marcos de fotos!

Sé original y luce tu bandeja de todas las formas posibles: ¿qué tal una bandeja pequeña que ponga “bienvenidos” en la entrada de la casa junto al perchero? ¡Seguro que encuentras mil formas más de que todos tus tipos de bandeja se conviertan en la envidia de todas tus visitas!