Baño para dos

Baño para dos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Baño para dos:la guía Westwing

Si vivimos con nuestra pareja u otra persona y en casa sólo hay un baño, nos toca compartirlo. Esto puede resultar un poco incómodo, sobre todo si ambos tenemos el mismo horario. Imagínate a primera hora de la mañana intentando hacerte un hueco en el baño para cepillarte los dientes mientras tu pareja intenta afeitarse al mismo tiempo.  Aquí es donde entra en juego el baño para dos.

Un baño para dos es la solución perfecta para compartir el baño con otra persona sin entorpecerla. Se trata de incorporar un lavabo para dos, de forma que cada uno tengo su propio espacio donde lavarse las manos, peinarse o maquillarse. En Westwing te traemos las claves para crear un baño para dos totalmente armónico. ¡Inscríbete en Westwing para saberlo todo de los baños para dos o incluso de la decoración de baños!

LAVABOS SEPARADOS

Una de las primeras opciones para diseñar nuestro baño para dos es poner dos lavabos separados, es decir, incorporar dos lavabos en el mismo baño. De esta manera, podéis disfrutar de una mayor intimidad gracias a la división marcada de la zona de cada uno.

Cuando se opta por este tipo de muebles y diseño, es común emplear lavabos del mismo modelo, tamaño y color. La clave es tener dos lavabos completamente iguales para respetar la estética del baño y crear un efecto visual armónico.

UN BAÑO PARA DOS, UN MUEBLES PARA DOS LAVABOS

La alternativa para aprovechar mejor el espacio es, sin duda, disponer de un mismo mueble o encimera con dos lavabos. Los baños que incorporan esta opción os permiten a ti y a tu pareja o compañero compartir la encimera o el mueble, pero con la comodidad de tener cada uno vuestro propio lavabo. En este caso, la simetría también se respeta y se opta por el mismo tipo de lavabo y grifo.

UN MUEBLE Y UN LAVABO, PERO DOS GRIFOS

Es otra opción estupenda para ahorrar espacio, sobre todo en baños pequeños. En este tipo de baños sólo hay un mueble y un lavabo, pero en cambio hay dos grifos. Esta elección resulta muy práctica y nos permite emplear un sólo espejo grande o bien dos espejos más pequeños.

UN MISMO MUEBLE CON LAVABOS CONTRAPUESTOS

Esta es la última opción que te presentamos en Westwing para los baños para dos, pero es la más moderna de todas y queda genial en espacios minimalistas. La idea es compartir la misma encimera o el mismo mueble, pero colocar dos lavabos diferentes: uno frente a otro. En este diseño la intimidad y privacidad se acentúan, ya que hay un sólo espejo que se sitúa en medio de la encimera y que ambos compartiríais, pero, sin embargo, no os veríais. Cada uno permanece oculto tras su lado del espejo.

Los baños para dos ofrecen muchas posibilidades. ¡Elige la que mejor se adapte a tu espacio!

Próximas campañas