Barbacoas

Barbacoas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Barbacoas:la guía Westwing

Las barbacoas son la excusa perfecta para juntarse para disfrutar el buen tiempo con los amigos. Son un momento de diversión y buenos momentos asegurados, tanto para los mayores como para los pequeños, que juegan encantados alrededor de los preparativos. Además, se pueden hacer a cualquier hora del día, no importa si es a mediodía o por la noche, ¡la barbacoa siempre será una excusa perfecta!

Otro de los puntos fuertes es el lugar, ya que gracias a las diferentes posibilidades que ofrecen las barbacoas podemos tenerlas casa, en el jardín, en el parque o en la montaña, no importa, ¡incluso podemos llevar nuestra barbacoa a casa de un amigo!

Para las barbacoas necesitamos comida. Tradicionalmente, al pensar en barbacoas nos vienen a la cabeza todo tipo de carnes, pero la verdad, es que abarcan mucho más. En las barbacoas podemos preparar, además de las carnes, todo tipo de verduras y también pescados. Ya no hay excusa para nadie, ¡bienvenidos sean todos a las barbacoas!

Las barbacoas solo necesitan una buena compra. Planifica bien todo lo que vas a comprar, pregunta qué tipo de invitados van a venir para tener preparados los mejores ingredientes. Muchos vegetarianos, al oír que nos vamos de barbacoa se quedan serios, para evitarlo, compra una buena cantidad de verduras que quedarán buenísimas a la plancha.

Por otra parte, debemos elegir el modelo que más nos interese, ya que existen muchos tipos diferentes de barbacoas. Por ejemplo, si tenemos un gran jardín y nos gusta recibir invitados, elige una barbacoa de obra, más grande y acondicionada como si fuera una auténtica cocina. Si por el contrario nos gusta salir al parque, elige una barbacoa portátil y llévala allá donde la necesites.

¿Cuál es la mejor barbacoa? Esta pregunta es cuestión de gustos. ¿Cómo te gusta más la comida, cocinada al carbón, con leña o con gas? Las hay incluso eléctricas. ¿Dónde la disfrutas más, en casa o en el campo? Lo cierto es que esta cuestión de gustos se puede solucionar fácilmente, ya que sea cual sea nuestra preferencia, puedes encontrar tu barbacoa ideal. Barbacoas sencillas, barbacoas profesionales, portátiles o barbacoas estáticas. Elige tu barbacoa favorita y ¡a disfrutar!

Barbacoas – el dominio del fuego

La preparación de las barbacoas es un arte que se extiende por todo el mundo, y en cada lugar existen diferentes tradiciones. Carnes ahumadas, poco hechas o muy hechas, cocciones sencillas o parrilladas con mucha carne al estilo argentino. Es gracias a esta variedad de posibilidades que tenemos también una gran variedad de modelos diferentes para los diferentes tipos de cocineros, ¿cuál eres tú?

Originalmente, para utilizar las barbacoas había que salir a cielo abierto ya que se necesitaba de las llamas para cocinar, pero hoy en día, puedes incluso hacerlas mediante el calor eléctrico o calentando una plancha de piedra. Los tiempos han cambiado, y como todo, las barbacoas han evolucionado. Pero algo que sin duda siguen necesitando son los utensilios para cocinar. No olvidemos que, sea como sea, las barbacoas al final desprenden mucho calor, y cocinamos todos los alimentos sobre una parrilla muy caliente, por lo que tenemos que estar preparados, no podemos estar quemándonos cada vez que tengamos que darle la vuelta a un trozo de carne. Para ello, existen infinidad de pinzas, tijeras y demás utensilios que nos ayudarán a prepararlas como un auténtico chef profesional. La verdad es que muchos de los hombres se toman este dominio sobre las barbacoas como algo personal, y es precisamente esto lo que les lleva, tradicionalmente, a ser los cocineros en las barbacoas.

A diferencia de otros tipos de cocina, en las barbacoas, las cosas se preparan con mucho calor. La parrilla emite un calor directo y es por eso que necesitan de una rejilla para separarlo de la comida, ya que de otra manera, quedaría todo chamuscado. Precisamente por esto, comentábamos anteriormente la importancia de los utensilios. Disfruta de las barbacoas, pero ¡con cuidado!

Los diferentes tipos de barbacoas

Podemos encontrar a nuestra disposición muchos tipos de barbacoas. Existen barbacoas portátiles, fáciles de montar y desmontar, con patas o sin patas, de gas o de carbón. Estas barbacoas son ideales para llevarlas rápida y cómodamente a nuestro lugar favorito. Existen también las barbacoas estáticas de piedra, eléctricas, de gas o de carbón, estas las podemos colocar en un sitio fijo, e incluso en la cocina, y son las barbacoas ideales para cocinar con un mayor espacio y calidad, ideales para tener en casa.

También existen barbacoas especializadas en diferentes tipos de alimentos, estas nos ofrecen un extra de calidad si queremos cocinar algo en especial. Existen algunas preparadas para asar pollos, con palos donde poder acoplarlos, otras para cocinar cerdos u otras con diferentes secciones habilitadas especialmente para otros usos, como por ejemplo acoplar brochetas, o asar patatas. Muchas de estas variantes, de hecho, son menos comunes, y son más típicas de las cocinas profesionales.

Barbacoas para todos los días

Las barbacoas son muy versátiles, y en cada zona geográfica podemos encontrar su versión clásica, adaptada a las condiciones y usos más habituales de la zona.

Podemos encontrar, por ejemplo, la barbacoa americana, con varios departamentos y con ruedas, las parrillas argentinas, con una plancha más grande para hacer sus famosos asados argentinos. Incluso dentro de España tendemos a cocinar unos tipos de carnes y verduras dependiendo de nuestra provincia. ¿Cuál prefieres tú?

Cómo cocinar en las barbacoas al fuego directo

No es lo mismo cocinar sobre una plancha caliente que directamente sobre las llamas del fuego. Debemos de tener cuidado, primero de controlar el tamaño de las llamas, estas deben llegar hasta donde está la carne, pero sin pasarse. Las barbacoas eléctricas o de gas tienen otras temperaturas. Tenemos que tener en cuenta también, que no solo debe ponerse la comida y esperar, hay que darle la vuelta para hacerla por los dos lados, y es precisamente aquí donde radica el secreto de los mejores cocineros. Calcula el calor de tu tipo de barbacoa, y también el tiempo que necesita cada tipo de comida con respecto a ese calor. Un buen chef prepara una carne perfecta con tan solo un cambio de lado, y esto, sería imposible sin conocer estos tiempos.

Otro punto a considerar es el gusto personal de cada uno, por ello debemos conocer nuestro tipo de cocina ideal, pero también cómo conseguir otros. Por ejemplo, a los niños les suele gustar la carne más hecha o más crujiente y a los más veteranos les gusta cruda en el centro. Y lo mismo con las verduras.

Cocinar con fuego indirecto

Cocinar con fuego indirecto significa cocinar cosas alrededor del fuego directo. Hay que decir que no todas las parrillas ofrecen el espacio para cocinar de este modo. ¿Para qué se usa esto? Muy fácil: mientras estamos cocinando directamente sobre la parrilla de la barbacoa, podemos poner alrededor las verduras u otras carnes con otros tiempos de cocción u otros puntos de calor para que se vayan haciendo poco a poco. De este modo, puedes preparar la carne a grandes temperaturas en su zona central, mientras alrededor, vamos preparando las verduras. Al final, cuando toda la carne esté hecha, también lo estarán las verduras.

La ventaja de este tipo de asado es el cuidado, el calor es menor y, por lo tanto, es un asado más delicado. Las verduras no perderán rápidamente su jugo y también evitarán quemarse, lo mismo con los pescados.

La barbacoa dentro de la legalidad

Quedar para hacer una barbacoa es muy divertido, se juntan muchas personas, la comida huele genial y constantemente se oyen risas. Y es precisamente todo este jolgorio lo que puede molestar a los vecinos. Debemos recordar que de barbacoa estamos nosotros, pero tal vez, a pocos metros, haya una persona disfrutando tranquilamente de un libro en su casa en su día libre. Las barbacoas, si no se tiene cuidado, pueden desembocar en disputas de vecinos. ¿Qué podemos hacer para evitar esto? Debemos conocer las normas de nuestro vecindario. Si vives en un apartamento con un sitio habilitado para barbacoas, seguramente tengan unos horarios reservados, simplemente cúmplelos y disfruta. Igualmente, si tenemos vecinos, siempre es mejor preguntar si les parece bien, recuerda que todos somos personas y, ¡hablando se entiende la gente! A lo mejor, hasta puedes invitarlos.

Asimismo, si pensamos hacer la barbacoa fuera de casa hay que tener en cuenta otros aspectos. Por ejemplo, la limpieza. Si vas a hacer una barbacoa en un parque, puedes encontrar zonas habilitadas para ello y zonas que no, debes tener cuidado de no dejar todo sucio, porque además de ilegal, no debemos mezclar diversión con suciedad, o incluso con contaminación, y no cuesta nada tener un cubo de basura y dejar que la zona siga siendo igual de bonita después de la barbacoa. Y si vamos a la montaña, doble cuidado, ya que es muy fácil tener un accidente y terminar provocando un incendio. En las montañas solo se pueden hacer barbacoas en zonas habilitadas, de otro modo, puedes terminar incluso en la cárcel, y es que en los últimos años hemos sufrido muchísimos incendios, así que ten cuidado, disfruta donde se pueda disfrutar.

Sigue todos estos consejos y disfruta de los fabulosos ambientes y comidas de las barbacoas. Convoca a tu familia, a tus amigos, invita a tus vecinos o a quien quieras, incluso vete tú solo si te apetece, pero no olvides tener en cuenta las debidas precauciones ¡una barbacoa no es un juguete!

Próximas campañas