Barniz

Barniz

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Barniz:la guía Westwing

El barniz es imprescindible para darle ese toque final a infinidad de productos y elementos de nuestra decoración como son losmuebles y las pinturas. Con el barniz logramos el acabado perfecto que estábamos buscando, especialmente cuando se trata de pintar muebles de madera.

En Westwing nos gustan los muebles de calidad y que estos se vean bien en cada momento. Ya sean nuevos o los queramos renovar, el barniz es un producto que nos permitirá embellecer, abrillantar y, en definitiva, dar vida a nuestros muebles. ¡Coge una brocha y dale un nuevo toque a todos tus muebles!

BARNIZ EN MUEBLES DE MADERA

El barniz es un producto muy común para proteger y cuidar la madera. Con el paso del tiempo y también debido a agentes externos, los muebles se acaban desgastando. El barniz es la solución ideal para evitar esto, así como para responder ante factores meteorológicos y ataques de insectos y hongos, que dañan nuestra madera.

Los barnices para madera ofrecen composiciones y propiedades diferentes, que varían según dónde se apliquen. Por ejemplo, los muebles de madera exteriores necesitan un mayor cuidado que los interiores, por lo que los productos a utilizar son diferentes. De la misma forma, no utilizaremos el mismo barniz para una mesa o silla que para un suelo de madera.

BARNIZAR MUEBLES DE MADERA

El barniz es muy recomendado para pintar madera. Para barnizar muebles debemos hacer un trabajo minucioso para lograr un buen acabado. En Westwing te presentamos los pasos para que barnices tus muebles, nuevos o reciclados:

  1. Si el mueble que quieres barnizar, tiene ya un acabado anterior, deberás quitarlo con una lija o un quitapinturas. No debe de quedar ningún resto de pintura antigua.
  2. Da color a tu mueble. Puedes dar color a tus muebles utilizando barnices de diferentes colores, así como barnices decorativos. Los primeros los encontramos transparentes, que son ideales para aplicar una vez hayamos teñido el mueble, o de infinidad de tonalidades como roble o haya. Los barnices decorativos ofrecen magníficos acabados metálicos.
  3. Aplica un barniz sellador para evitar irregularidades de color. Usa una brocha suave y da largas pasadas a la madera. Procura extender el barniz de manera uniforme. Cuando se seque, líjala y vuelve a aplicar otra capa de barniz. Después de unas cuantas horas, puedes volver a lijar y barnizar la madera.
  4. Una vez completados los pasos anteriores, es hora de darle el acabado final. Aplica, por ejemplo, una mano de cera incolora para impedir arañazos y marcas. Déjala secar y pasa un paño de algodón. ¡Conseguirás un resultado brillante!

Protege tus muebles y manténlos tan nuevos como el primer día. ¡Solo necesitas disponer de tiempo y darles barniz!

Próximas campañas