¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Báscula de cocina:la guía Westwing

¿Alguna vez has hecho pizza casera sin báscula de cocina? Tal vez sí, pero seguro que no te ha quedado perfecta. Con una báscula de cocina podrás poner la cantidad necesaria de todos los ingredientes de tus recetas. ¡Te quedará perfecta toda la comida que prepares! Es muy típico utilizar un vaso para medir, pero como buen cocinero, ¡la cantidad exacta la conseguirás con tu báscula de cocina!

Báscula de cocina: ¿analógica o digital?

Preguntar si quieres una báscula de cocina digital o analógica, es lo mismo que preguntar si quieres una cocina moderna o más tradicional. Las básculas digitales tienen una ventaja: mayor precisión y legibilidad de la cantidad. Así que, equivocarte en la cantidad que te indica tu báscula de cocina digital es casi imposible. También tienen un pero, y es que necesitan batería y a veces son difíciles de sustituir cuando se te estropean y si no tienes batería o no la tienes cargada, ¡no puedes utilizarla! Por este motivo, algunos prefieren la báscula de cocina analógica: las más tradicionales que funcionan sin batería, solo tienes que colocarle tus ingredientes e inmediatamente ahí tendrás el peso.

Básculas de cocina para casa o básculas precisas

¿Qué báscula elegir? Las típicas de cualquier casa suelen tener una capacidad de hasta 10 kg, que nos permiten medir los ingredientes de nuestra tarta, por ejemplo. Antes para medir algo más preciso tenías que ajustar a mano tu báscula, pero ahora ya no es necesario ya que hay separadores que te ahorran hacer esto: algo especialmente interesante para los bebés. Cuando una madre prepara la comida a su bebé necesita calcular con precisión las cantidades, y para esto, nada mejor que una báscula de cocina precisa.

Diseño

Las básculas de cocina las puedes encontrar en muchos estilos: desde las más modernas hasta las más clásicas. Como sabes, ¡no hay nada mejor que sentirse bien en casa! Así que, decora tu hogar de forma que te sientas cómodo, ¡y con la báscula de cocina no iba a ser menos! Puedes optar por una báscula de acero inoxidable, ¡modernísima!, o si eres único y atrevido puedes poner una báscula de cocina en la pared: solo necesitas un taladro y un poco de maña.

Ahora con tu báscula de cocina, ¡ningún plato se te escapará de las manos! Y tú, ¿ya tienes la tuya? ¡Consíguela ya!

Próximas campañas