Baúl de jardín

Baúl de jardín

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Baúl de jardín:la guía Westwing

Puede ser que cuando llega el buen tiempo, el jardín se convierta en una de las partes de la casa en la que pasas más tiempo. No hay mejor sensación que la de respirar aire puro y contemplar la naturaleza. Pero para que puedas disfrutar plenamente de tu exterior, éste tiene que contar con algunos muebles imprescindibles, como una mesa y varias sillas y, a poder ser, un sofá o tumbonas para relajarse. Además, un baúl de jardín te irá de perillas para guardar lo que quieras y tenerlo todo siempre a mano.

En Westwing te ofrecemos los mejores consejos sobre los materiales y estilos que marcan tendencia. Sigue leyendo y descubre cuál es el baúl de jardín que más te conviene.

EL BAÚL DE JARDÍN: UNA PIEZA MULTIFUNCIONAL

Lo bueno del baúl de jardín son los múltiples usos que le puedes dar. El primero y más importante es el de almacenar. Puedes utilizarlo para guardar los utensilios de jardinería: las palas y regaderas, tiestos que no utilices, semillas, bolsas de tierra, abono, etc.

Y si no eres de las que disfruta con las plantas, puedes optar por dejar el mantel que utilizáis cuando coméis en el jardín o los cojines que cubren el sofá y los sillones para evitar que se deterioren y se manchen de polvo, polen u otros elementos del ambiente.

Otra idea es convertir el baúl de jardín en un mini trastero. Por ejemplo, puedes depositar los juguetes que tu hijo pequeño ya no usa y que ya no caben en su habitación. O recuerdos u objetos de decoración que ya no utilizas. Eso sí, asegúrate de que todo lo que depositas es resistente a la lluvia o el frío en invierno y al exceso de calor en verano.

LA RESINA: EL MEJOR MATERIAL PARA TU BAÚL DE JARDÍN

Este material es uno de los más convenientes para el mobiliario de exterior. Es muy duradero y soporta bien las inclemencias meteorológicas. No precisa de especiales cuidados de mantenimiento y, en caso de que con el paso del tiempo tu baúl de jardín pierda brillo y se deteriore un poco, es fácil restaurarlo en sólo tres pasos.

Para ello, no necesitarás ser un manitas o tener experiencia en bricolaje. Simplemente hay que limpiar a fondo el mueble para eliminar las manchas. Si son difíciles de sacar, utiliza unas gotitas de amoníaco o incluso de alcohol. Pero con delicadeza, para no dañarlo. A veces con este paso ya basta. Pero si crees que su apariencia todavía no es la deseada, líjalo bien. Luego elige el color que más te guste y pinta tu baúl de jardín con un esmalte sintético. Puedes rematar la labor con una capa de barniz.

MADERAS EXÓTICAS

Si lo prefieres, también puedes optar por un baúl de jardín de madera. Las exóticas, como la teca, el iroco, el ébano o la caoba, son las más apreciadas para los exteriores por su alta resistencia a las temperaturas extremas. En cualquier caso, tanto si tu baúl de jardín es de resina como de madera, lo mejor es cubrirlo con una funda durante los meses de invierno para evitar que se deteriore.

¿A qué esperas? Regístrate en Westwing y llévate a casa el baúl de jardín que más te guste.