Baúl de piel

Baúl de piel

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Baúl de piel:la guía Westwing

El origen de los baúles se remonta a la era de los antiguos egipcios, pero fue en el siglo XV cuando se pusieron de moda en Europa. El baúl de piel y madera causó furor por su doble funcionalidad de decoración y capacidad de almacenaje. En la actualidad, el baúl de piel se ha convertido en todo un icono de la elegancia.

Un baúl de piel combinará de maravilla con el resto de tus muebles, desde los muebles de estilo clásico, hasta el vintage o el rústico. Además, puedes encontrar tu baúl de piel ideal ya que existen numerosas variantes y diseños aptos para todos los gustos. ¿Quieres saber cómo combinar un baúl negro con tu decoración? En Westwing te damos algunas ideas, ¡sigue leyendo!

BAÚL DE PIEL: RESCATANDO EL PASADO

Un baúl de piel puede durar literalmente siglos. De hecho existe todo un movimiento para la restauración y recuperación de baúles de la edad media y de otras épocas: en la actualidad los baúles antiguos se han revalorizado mucho. Con un baúl de piel puedes evocar un baúl antiguo si pones atención en los detalles, por ejemplo en las tachuelas, chinchetas, asas o cerraduras. Para conseguir ese look medieval estos complementos de tu baúl de piel deben ser de metal dorado envejecido o de metal estilo plata.

En la antigüedad los baúles sin patas se utilizaban a modo de maleta para transportar objetos de valor pero también enseres personales. Los que tenían patas se usaban como arcones caseros para guardar cosas y además servían de silla o mesa. Una buena idea para tu baúl de piel es precisamente adornarlo con correas para darle un aspecto de maleta. ¡Quedará espectacular! Tu baúl de piel con correas combinará a la perfección con diferentes estilos de decoración, como por ejemplo en los rústicos o vintage, incluso si lo decoras con algunas letras será todo un acierto en espacios industriales.

UN MUNDO DE OPCIONES

Un baúl de piel está hecho a partir de una estructura de madera, con lo que son súper resistentes. Puedes usarlo como un banco de una o dos plazas, incluso puedes ponerle un respaldo y transformarlo en un sofá. También quedan geniales como mesitas auxiliares o frente al sofá. Su material de piel aportará distinción y elegancia a los espacios y son ideales para todas las habitaciones de la casa por su estética, pero también por su función de almacenaje. ¡Podrás guardar mil cosas en ellos!

Si quieres saber más acerca de cómo decorar tu baúl de piel, regístrate en el clup de compras online de Westwing y ¡encuentra la inspiración!