Baúl de viaje

Baúl de viaje

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Baúl de viaje:la guía Westwing

Desde los egipcios hasta la actualidad, la ruta histórica del baúl de viaje es interminable. Los cofres más antiguos han sido siempre un objeto muy preciado de coleccionismo por su gran valor en diseño y calidad, pero los modelos más actuales también son muy codiciados.

¿No tienes un baúl de viaje, pero quieres integrar uno en la decoración de tu casa? Visita Westwing y encontrarás infinidad de modelos que se adaptarán a la perfección al diseño de tus habitaciones, e incluso, exteriores.

UN MUEBLE CON HISTORIA

Han pasado muchos años desde que los egipcios incluyeran el baúl de viaje entre su mobiliario más preciado. Un objeto único, con preciosos detalles tallados a mano donde guardar y transportar sus pertenencias más valiosas. Desde entonces hasta la actualidad, se trata de una pieza privilegiada que, por su excelencia, impone su presencia allá donde lo ubiques.

Pero no solo los egipcios supieron apreciar su valor, también en la época medieval se utilizó. En aquel entonces, el baúl de viaje era encargado por personas adineradas y su elaboración era completamente manual. También servían como asiento o mesa auxiliar. En la actualidad, estas funcionalidades del baúl de viaje todavía se emplean.

Durante el siglo XVI, las novias empezaron a utilizar el baúl de viaje para guardar el ajuar. Era grande y estaba trabajado por dentro y fuera con gran precisión. Contaba con muchísimos cajones y puertas pequeñas en los que la novia solía guardar sus regalos. Acostumbraba a estar elaborado en madera de roble o de nogal tallado y se puede considerar que el baúl de viaje de este momento era el precursor de lo que hoy denominamos cómoda.

Con la Revolución Industrial el baúl de viaje volvió a emplearse como objeto de transporte gracias a la aparición de trenes y barcos. Eran las maletas de hoy, obras de arte donde guardar prendas de vestir y objetos personales.

DECORAR CON UN BAÚL DE VIAJE

Si eres de las afortunadas que cuenta con semejante pieza de mobiliario, especial en sus detalles y belleza, tendrás la suerte de contar con un artículo de lujo que aportará no sólo un gran valor a tu colección, sino también versatilidad y rendimiento. El baúl de viaje es un mueble práctico y muy decorativo, que puede quedar bien en prácticamente cualquier habitación de casa. Lo uses como objeto de almacenaje, mesa de noche, mesa del living o como pie de cama ¡las posibilidades son infinitas!

¿Quieres más ideas deco para tu baúl? Regístrate en Westwing y las encontrarás.