Baúl plegable

Baúl plegable

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Baúl plegable:la guía Westwing

¿Necesitas un lugar donde guardar los trastos que están desperdigados por las habitaciones? Seguro que sí, sobre todo si sois varios en la familia o tienes peques en casa. Un baúl plegable puede ayudarte a mantenerlo todo bajo control, con la ventaja de que podrás retirarlo y guardarlo cuando no lo necesites. No lo dudes: utilizar este tipo de baúles como medio de almacenaje provisional es una idea estupenda.

Para escoger un buen baúl plegable, piensa primero dónde lo quieres colocar, si deseas usarlo también como asiento, si quieres que sea decorativo o si va a permanecer fuera de la vista. Cuando lo tengas claro, siéntate a leer con calma este artículo: en Westwing tenemos muchas cosas que contarte.

BAÚL PLEGABLE: FUNCIONAL Y FÁCIL DE TRANSPORTAR

Una de las principales ventajas que ofrece un baúl plegable es su transporte. Si quieres llevártelo a otra casa, trasladarlo al trastero o ponerlo en el garaje, solo tendrás que quitarle la tapa y plegarlo hasta formar un “paquete” que ocupa muy poco espacio. Cualquier baúl plegable puede transportarse bajo el brazo, ya que están realizados con materiales muy ligeros.

Y por descontado, la facilidad de montaje característica de estos baúles también los hace muy atractivos. Olvídate de coger la caja de herramientas y de devanarte los sesos leyendo complicadas instrucciones: para montar tu baúl solo tendrás que quitar el embalaje, abrir los laterales del cajón, fijarlos y poner la tapa. ¡Listo!

UN BAÚL PLEGABLE PARA CADA HABITACIÓN

En el aspecto decorativo, hay distintos tipos de baúles plegables que se adaptarán perfectamente a tus espacios. Estos son los que más nos han gustado:

  • Baúl plegable de mimbre: con estructura de varillas de metal y laterales de mimbre, se pliega retirando el fondo. Puedes forrarlo por dentro con una bolsa de tela para que sea más bonito y práctico.
  • Baúl plegable de tela: son los más ligeros y los hay en distintos colores. Por ejemplo, resultan estupendos para el cuarto de la plancha, como lugares donde guardar la ropa.
  • Baúl plegable con asiento: suelen ser modelos fabricados en tableros de DM, forrados con polipiel y gomaespuma. La tapa acolchada sirve además como práctico asiento. Nos encantan para el cuarto de los niños.

Si tu casa es pequeña y no tienes mucho espacio, un baúl plegable puede ser la solución organizadora que buscabas. Entra en Westwing y consulta nuestra selección de diseños: seguro que entre ellos hay uno perfecto para ti.