Baúl zapatero

Baúl zapatero

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Baúl zapatero:la guía Westwing

El cuarto de los niños, la entrada, el dormitorio… Son lugares donde muchas veces, los zapatos y las botas terminan desperdigados y a la vista. Puedes evitar este problema y dotar a tus espacios de un mueble atractivo apostando por un baúl zapatero. Es una solución perfecta para guardar zapatos, decorar un rincón desaprovechado e incluso utilizarlo como asiento: el baúl zapatero es un mueble clásico que vuelve con fuerza a nuestras casas.

¿Qué te parece? Si no habías pensado hasta ahora en incorporar un baúl zapatero a alguna de las habitaciones de tu casa, puede que sea el momento de hacerlo. En este artículo te enseñamos qué opciones tienes y cómo valorar las mejores para cada caso.

FUNCIONALIDAD Y ESTÉTICA: LAS CLAVES DE UN BAÚL ZAPATERO

Que sea práctico y que sea bonito son aspectos básicos en el diseño de cualquier baúl zapatero. Es importante buscar muebles que encajen bien en la decoración de la casa, pero también que aprovechen el espacio sin dejar rincones vacíos e inutilizables.

Por otra parte, el material con el que esté fabricado el baúl zapatero que escojas es clave para decidir: resistencia, belleza y modernidad son básicos en cualquier diseño. Estas son algunas de tus opciones:

  • Baúles de madera: clásico donde lo haya, un baúl zapatero de madera es la pieza perfecta para complementar un dormitorio clásico, una habitación de estilo campestre o una entrara rústica. La madera maciza encerada hará que el ambiente gane en calidez.
  • Baúles tapizados o entelados: una excelente solución para combinar bien tu baúl zapatero con el resto de la habitación es tapizarlo o forrarlo con una tela a juego con las cortinas, la ropa de cama… Puedes encargar a un tapicero que lo haga o animarte a hacerlo tú mismo.
  • Baúles pintados: están muy de moda, sobre todo en acabados decapados. Un baúl zapatero con relieves o molduras quedará precioso pintado en color blanco envejecido, estilo shabby chic.

UN ASIENTO EXTRA PARA LA HABITACIÓN

La función básica de un baúl zapatero es, lógicamente, almacenar zapatos. Pero si además lleva una tapa plana y resistente sobre la que se puedan colocar un pequeño colchón y unos cojines, entonces tu mueble se convertirá en un “dos por uno”. Este práctico asiento extra te sacará de apuros cuando vengan invitados a casa.

Hasta la habitación más pequeña puede ganar enteros con la inclusión de un baúl zapatero, sobre todo de cara al orden. En Westwing tenemos muchos modelos, diseños y opciones para elegir: regístrate ya para ver todo lo que tenemos para ti en material de decoración y almacenaje.