Baúl

Baúl

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Baúl:la guía Westwing

No hay mueble más especial que un baúl de casa de nuestra abuela. Este accesorio de estilo vintage es muy fácil de combinar con cualquier mueble de nuestra casa y aporta un toque único y particular a la habitación en la que se encuentre. Además, podemos utilizarlo tanto para guardar ropa y accesorios que no utilizamos normalmente como los juguetes de nuestros hijos pequeños o incluso como mesita de noche de estilo rústico.

En Westwing nos encantan los baúles, especialmente si son antiguos. Además de ser elementos decorativos ideales, los baúles vintage nos ofrecen la posibilidad de arreglarlos y sacar al manitas que llevamos dentro. Una manera de hacer que nuestro baúl se convierta en la pieza central de nuestro dormitorio es colocarlo a los pies de la cama y poner encima libros o incluso una manta de ganchillo. De esta manera, conseguiremos que nuestro dormitorio tenga nuestro toque personal. Para más ideas y propuestas de decoración, regístrate en Westwing. ¡Tendrás inspiración a raudales!

baul

ORDEN EN LA HABITACIÓN DE LOS NIÑOS CON TU BAÚL

Ya sea uno que parezca el cofre del tesoro o un baúl de madera con divertidos colores, el baúl es algo indispensable en las habitaciones de los niños. Sirve para que guarden los juguetes cuando terminan de jugar u otros elementos de la habitación, como las mantas. Con el baúl conseguirás que todo esté siempre organizado y fomentarás la disciplina entre los más pequeños.

EL BAÚL COMO ELEMENTO DECORATIVO Y FUNCIONAL

Un baúl que parezca una vieja reliquia puede dar un toque especial a tu espacio, sobre todo si lo integras en una habitación donde predomine el estilo colonial o el shabby chic. Además de elemento para almacenaje, también podrás utilizarlo como mesa auxiliar. Si te decantas por poner tu baúl a los pies de la cama, no solo podrás guardar almohadas, sábanas y todo lo que necesites, sino que, además, será un punto de apoyo a la hora de vestirte e incluso hará las veces de galán de noche.

El pasillo y la entrada son dos lugares perfectos para colocar tu baúl.  Acaparará las miradas de todas nuestras visitas, pero también nos será muy práctico al llegar a casa y quitarnos los zapatos puesto que podemos sentarnos en él.

MATERIALES Y CUIDADOS

El cuidado de tu baúl depende de su material. Ratán y madera son materiales muy populares, ya que al ser naturales dan un toque natural a nuestro espacio y su limpieza es muy sencilla. Además, son muy duraderos y se conservan muy bien. Los de mimbre quedan muy bien en cualquier habitación, ya que combinan con todo de forma fácil, tanto en cuanto a colores como a estilos. Si tienes un baúl de madera sin tratar, puedes frotarle un poco de aceite. ¡Le da un efecto muy singular! También puedes utilizar productos especiales para la madera.

Si tu baúl es una herencia familiar o has conseguido un baúl a buen precio en algún mercadillo, puedes hacerle algunos arreglos para que recupere todo su encanto. Rasguños, defectos y decoloraciones a veces quedan bien, pero puede que prefiramos tenerlo en perfecto estado. Si es nuestro caso, una opción es limar la superficie estropeada con papel de lija. Si lo cepillamos y barnizamos, le devolveremos el aspecto de sus mejores días. A la hora de pintarlo, un tono pastel combina genial con un estilo clásico como el estilo romántico, mientas que los colores vivos son geniales para los más pequeños o para casas más vanguardistas. Si tu baúl es de madera, ¡la pintura acrílica es genial!

Elijas el que elijas, estamos seguros de que con tu creatividad y tu gusto personal, ¡tu baúl quedará perfecto! En Westwing disponemos de una gran variedad de baúles, así como otros productos de decoración ideales para tu casa. ¡Encuentra el tuyo!

baules