Compartir

Estefania

Estefanía Herranz

wedding planner y propietaria de Miss Cavallier
www.misscavallier.com
www.confesionesdeunaboda.com

„Cada vez más, en las bodas actuales
encontramos escenarios vintage y retro que
nos trasladan a épocas doradas”

BODA VINTAGE, UN VIAJE AL PASADO

Suaves colores, formas armoniosas y ambiente fresco donde se combina de manera impecable el pasado con toques de modernidad. Así son las bodas estilo vintage. Una de las tendencias por las que más se decantan los futuros matrimonios a los que les apasiona volver a épocas pasadas o están fascinados por los locos años 20 o por el estilo rock&roll de los cincuenta, según nos apunta nuestra wedding planner Estefanía Herranz de Miss Cavallier. Para nuestra boda vintage hemos elegido una de las mejores localizaciones: Cantabria. Una región con una preciosa costa al borde del mar Cantábrico y también con imponentes montañas. Para nuestro evento elegimos el interior cántabro para estar rodeado de verdes praderas y bosques de robles, castaños o fresnos. Junto con Estefanía vamos a repasar los mejores consejos para que puedas vivir una de las mejores experiencias de tu vida: tu boda vintage.

Boda-Vintage-banner2

ANTES DEL ¡SÍ, QUIERO!

Estefanía nos cuenta que lo vintage y lo retro están de moda en el mundo de las bodas “estamos volviendo atrás y para nuestra inspiración vintage podemos utilizar encajes, baldosas maravillosas, gramófonos, carritos de helado, espejos de forja…” ¡Rescata todo lo que encuentres en el arcón de la abuela!

Para la localización de nuestra boda vintage, Estefanía aconseja que se celebre al aire libre “en algún espacio lleno de árboles para crear un ambiente no demasiado luminoso. La mejor época ¡el otoño!” Por eso hemos elegido los jardines de una casa rústica de piedra. Allí, bajo una pérgola de madera pintada en blanco es donde tendrá lugar nuestra boda vintage. El ambiente transpira reposo y da tranquilidad a los novios y a los invitados. La pérgola está decorada con flores de suaves tonos: lilas, si estamos en primavera, rosas blancas…flores silvestres y ramas de tomillo completan este entorno encantador. No te olvides de colocar un arco de forja pintado en blanco y decorado con más flores por donde pasará la novia.Si ésta llega en un coche clásico, el resultado será espectacular. No tiene por qué ser un coche descapotable. ¿Os imagináis lo divertido que puede ser que llegue en una Vokswagen California?

TRAS EL ¡SÍ, QUIERO!: LOS MUST HAVES PARA MISS CAVALLIER

Nuestra propuesta, si el tiempo lo permite, es llevar a cabo un cóctel en el jardín y el banquete en una amplia galería acristalada con vistas al exterior. De nuevo, las flores serán protagonistas tanto de la zona donde realizamos el cóctel como en las mesas del banquete, donde según aconseja Miss Cavallier podemos colocar “flores en tonos burgundy y rosa pálido combinado con candelabros dorados con un aire decadente”.

Las flores no tienen por qué estar en aburridos jarrones: buscamos situarlas en lugares originales como antiguas cajas de vino de madera, en botellas de cristal envejecido o en botes de porcelana de colores suaves como rosas, grises o lilas. La mantelería ha de ser también en tono beis, blanco o rosado. Una opción original para esta ocasión es colocar manteles realizados a ganchillo. ¡Un toque de lo más vintage! Además, nos propone Estefanía “rescata piezas antiguas de la casa de tus abuelas (o de un anticuario) como vajillas, jarras o vasos. No importa que no sean iguales, quedará mejor si está mezclado. Se pueden utilizar como elementos decorativos bastidores de tejer, radios retro, carros de palomitas e incluso buzones antiguos”.

Las sillas no tienen por qué ser iguales. Combina sillas de madera blanca, con madera natural, con cojines forrados, estampados, lisos… las combinaciones son infinitas. La música en vivo es también un punto importante. Miss Cavallier sugiere “una banda de swing o de rock&roll que toque temas de ayer pondrá el broche de oro a nuestra boda vintage”.

Boda-Vintage-banner3

OTRAS IDEAS ORIGINALES DE LO MÁS VINTAGE

Una de las decoraciones más originales y de lo más vintage es colocar bote de cristal con fotografías en blanco y negro o en sepia de momentos de la vida de los novios. Es una idea de lo más creativa y que la pueden preparar los amigos de los novios en colaboración con los familiares. ¡Una sorpresa super emocionante para la pareja y muy personal!

Además de las localizaciones típicas para hacernos las fotos con los novios podemos preparar un rincón vintage para fotografiarnos con familiares y amigos. Busca un recogido espacio del jardín donde se celebre la boda y coloca una mesa de madera rústica con unos libros de tapas de cuero y un antiguo candelabro de latón… deja preparadas varias cámaras desechables para que los invitados den rienda suelta a su creatividad gráfica. ¡No te olvides del libro de firmas!

Una de las propuestas que más nos gusta para las bodas vintage es el Candy Bar, una idea cada vez más utilizada para este tipo de enlaces. Se trata de un antiguo carrito de madera o de metal donde colocamos de manera original gominolas de diferentes colores y sabores. ¡Crea tu propio ramo de novia con gominolas! O incluso una auténtica tarta nupcial llena de caramelos. ¡Una sugerencia de lo más dulce! Si los novios son cocinillas quizá puedan preparar para los invitados unas tarrinas de con mermeladas caseras o unas compotas para regalar a sus invitados.

Boda-Vintage-banner4

Hub-page-button

Estas ventas empiezan hoy

Próximas campañas