Bolsa de agua

Bolsa de agua

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Bolsa de agua:la guía Westwing

Dormir es una de las necesidades básicas del ser humano y no hay nada más reparador y que nos llene más de energía que un sueño profundo y placentero. Uno de los inconvenientes que pueden hacernos pasar una noche molesta es sin duda el frío. En días de mucho frío podemos taparnos, pero a veces no basta con eso, porque la cama está fría y tarda tiempo en calentarse. Con las bolsas de agua no tendremos ese problema, ya que podemos acostarnos con la bolsa de agua al lado y la cama se calentará mucho más rápido. En Westwing siempre velamos por su descanso óptimo y por ello hemos ofrecido bolsas de agua caliente que aparte de calentar la cama y proporcionarle un sueño reconfortante, ¡le encantará su diseño! Además de bolsas de agua, también podrá encontrar productos para calentar su como tales como mantas eléctricas, estufas o radiadores.

LO TRADICIONAL A VECES GANA

Las bolsas de agua son un método para calentar como muchos dirían, de toda la vida. El método de funcionamiento de la bolsa de agua es de lo más sencillo. Simplemente tendremos que calentar el agua, ya sea según el método tradicional en una olla en el fuego o podemos utilizar métodos más modernos como hervidores de agua. Una vez el agua ha hervido, la vertimos en la bolsa de agua y cerramos la bolsa. Ya tenemos nuestra bolsa de agua calentita lista para pasar una noche a gusto.

Las bolsas de agua son un producto que a veces, a pesar de su aspecto arcaico, pueden resultar mucho más útiles que otros métodos más modernos. Por ejemplo, las mantas eléctricas también son una buena manera de calentar la cama antes de acostarnos, pero tenemos que tener cuidado de no dejar la manta encendida toda la noche ya que no es bueno dormir toda la noche con un calor tan intenso y permanente. Por otro lado, la ventaja de las bolsas de agua es que el calor que emiten solo dura hasta que el agua se enfría, por lo que no tenemos de qué preocuparnos, ya que al cabo de un rato la bolsa de agua estará fría otra vez.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENEN LAS BOLSAS DE AGUA?

Al contrario de lo que muchos piensan, una bolsa de agua tiene muchas más finalidades que la de calentar la cama o el sofá antes de que nos acostemos. Una bolsa de agua también se puede utilizar para paliar algunos dolores de tipo muscular o en las articulaciones. Se ha probado por varios expertos que si proporcionamos calor en una zona en concreto donde tenemos molestias, podemos aliviar dolores como los problemas lumbares o de espalda, pero no olvide no poner la bolsa de agua directamente en contacto con la piel.

Si todavía no tiene una bolsa de agua no se habrá dado cuenta, pero una vez que adquiera una bolsa de agua verá que no puede renunciar a sus servicios. Si no le gustan las fundas que hay para bolsas de agua, siempre podrá confeccionar una propia a su gusto para la bolsa de agua y así esta compañera fiel del invierno será más personal todavía.