¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Brasero:la guía Westwing

Disfruta de este increíble brasero en una hermosa noche de verano bajo las estrellas. La noche cae y queremos disfrutar del fresco del jardín. Y para ello, ¿qué mejor manera que hacerlo que a la luz de un brasero?

El brasero tiene la ventaja de que puedes colocarlo donde quieras, puedes ponerlo en medio de la terraza o entre las hierbas para dar un toque más interesante. El brasero tiene sus orígenes en la antigua Grecia y también lo usaban los romanos para calentar la casa desde abajo.

Brasero – Los materiales

El elemento principal de un brasero es el fuego, y para resistir su calor los braseros se fabrican de materiales como: terracota, hierro, cerámica o arcilla. Para hacer arder la llama se puede utilizar la madera y también el carbón. Usando la madera se consiguen llamas grandes, mientras que con el carbón las llamas son más bajas y anchas. Debido a su forma acampanada, los braseros permiten todo tipo de llamas, por lo que también aceptan brasas que podemos aprovechar para cocinar.
El brasero es perfecto para las reuniones, y es que su calidez y belleza invita a la gente a reunirse a su alrededor, sobre todo para las noches de verano es una decoración estupenda para el jardín. Cualquier reunión que hagamos en nuestra casa, para charlar, beber o lo que sea, será mucho más amena y atractiva con la presencia de los braseros.

¿Cómo utilizar un brasero correctamente?

El brasero es ideal para crear un ambiente más amable y acogedor; sin embargo, debes tener cuidado cuando manejes el brasero mientras esté caliente. La madera mal colocada en el brasero puede producir chispas y algún trocito de brasa se puede escapar, por ello, ten cuidado donde los sitúas, asegúrate que no haya ningún peligro cercano.

Para evitar cualquier riesgo, es recomendable disponer de algún cubo de agua o algún extintor cerca de donde estemos. Por si algún día se le pudiera dar un mal uso, por tu parte o por algún otro despistado en la casa.

Diseño del brasero

El diseño ak47 crea para nosotros el “brasero cero”, consta de una placa superior que impide que las brasas salgan volando aunque exista un viento fuerte. Se presenta con un diseño muy bonito y natural, y gracias a sus características, la gente puede sentarse alrededor de él para calentarse, sin ningún riesgo, ¡acogedor!

Sywawa nos ofrece su diseño de brasero “Brandy”, creado por Lieven Muschood y Mathias Hennebel. Su nombre viene por la forma que tiene, representando una copa de brandy, el brasero ofrece un diseño muy elegante que sin duda cambiará por si solo tu espacio exterior.

La cesta del brasero

El brasero siempre tiene una forma de cesta, con una profundidad adecuada para mostrarnos toda la belleza del fuego, y que las brasas no se escapen. Los diferentes tamaños de la cesta nos permiten iluminar las diferentes partes del jardín cómo más te interese, así podrás crear diferentes ambientes dentro del mismo jardín.

¿Cómo elegir el brasero?

Por mucho que te guste un brasero, primero debes pensar donde lo vas a colocar. Mira qué tienes alrededor, dónde te vendría mejor y dónde crearía una luz mejor. Tienes braseros en diferentes estilos para elegir, moderno, rústico o clásico son solo algunos ejemplos.

Si ya tienes otros accesorios que pueden ir a juego en el jardín, como una barbacoa, a lo mejor te conviene elegir un estilo similar para que luzcan a juego. Una vez hayas hecho tu elección solo te queda invitar a tus amigos y, ¡a disfrutar toda la noche!

Próximas campañas