Brochas de pintura

Brochas de pintura

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Brochas de pintura:la guía Westwing

Las brochas son elementos indispensables en el arte de la pintura. Gracias a su facilidad de uso y a lo prácticas que resultan, son muy utilizadas para pintar. No todas las brochas son iguales, así que elige tu brocha de pintura adecuada y conseguirás un resultado más profesional. No sólo eso, también te ahorrarás tiempo, pues una buena brocha te permitirá retener mayor cantidad de pintura y tener un mayor control sobre ella.

En Westwing te ofrecemos todo lo que necesites para dar pintura a tus obras: desde pinceles a brochas de pintura. ¡Déjate inspirar por nuestros consejos y elige la brocha que más se adapte a tus habilidades y necesidades! ¡Verás que merece la pena!

CÓMO ELEGIR LA BROCHA DE PINTURA ADECUADA

La brocha es la herramienta que no le puede faltar a ningún pintor, junto con otros productos, como pinceles. Podemos encontrar las brochas en diferentes tamaños y grosores dependiendo del uso que hagamos de ellas. Por ejemplo, las brochas planas se usan para abarcar superficies lisas y grandes. En cambio, las brochas redondas se recomiendan para pintar superficies más pequeñas e irregulares.

Una buena brocha deberá permitirnos hacer un movimiento uniforme, razón por la que es importante que nuestra brocha tenga las cerdas compactas. Para garantizar su calidad, deberemos asimismo asegurarnos de que las cerdas hayan sido correctamente adheridas para que no se despeguen mientras pintamos.

¿Te parecen útiles nuestros consejos? ¿Ya sabes que debes tener en cuenta la próxima vez que vayas a comprar una brocha de pintura?

MANTENIMIENTO DE LAS BROCHAS DE PINTURA

No sólo es importante saber elegir la brocha de pintura que más nos conviene, sino también saber mantenerla adecuadamente. ¿Como mantener, por tanto, nuestra brocha? Bien, una vez hayas terminado de pintar con la brocha, quítale los restos de pintura que pueda tener antes de que se sequen para evitar que se queden pegados.

A continuación, lavaremos la brocha dependiendo del tipo de pintura que hayamos usado: si has utilizado pintura plástica, simplemente lava la brocha con abundante agua hasta que ésta se vea cristalina por completo. Si, por el contrario, has usado pinturas como barnices o esmaltes sintéticos, deberás utilizar detergentes o disolventes específicos.

El mantenimiento de tu brocha de pintura es muy sencillo e importante porque un buen mantenimiento favorecerá una mayor durabilidad de nuestra herramienta y un resultado más óptimo de nuestra trabajo.

En Westwing nos encanta el arte y sobre todo usar nuestras manos para crearlo, así que sigue nuestros consejos y elige la brocha de pintura perfecta para ti.

Próximas campañas