Bufandas de crochet

Bufandas de crochet

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Bufandas de crochet:la guía Westwing

Cuando se acerca el invierno es hora de ir guardando la manga corta y sacar del armario las prendas y complementos que van a marcar nuestra temporada. Algo que no nos puede faltar para abrigarnos del frío y protegernos son las bufandas, y especialmente ningún armario está completo sin unas bufandas de crochet.

En Westwing nos encanta el invierno por la gran cantidad de complementos que recuperamos y nos podemos poner en esta estación. Las bufandas de crochet son siempre una idea estupenda, tano si las compramos, como si decidimos hacerlas nosotros mismos. Descubre en Westwing las ideas más frescas para este invierno:la estación romántica.

BUFANDAS DE CROCHET: ¡ÚNETE AL PUNTO!

Las bufandas son algo que todos necesitamos para el frío del invierno y en concreto las bufandas de crochet son de los modelos más populares y vuelven con fuerza cada temporada. Una ventaja de las bufandas de crochet es que se pueden tejer fácilmente en casa y así tendremos siempre modelos exclusivos. Si todavía no te has enganchado a las agujas de tejer, te damos unas cuantas razonas para que te animes.

  • Coste económico: para tejer unas bufandas de crochet, solo necesitaremos un ovillo de hilo, unas agujas de punto y unas tijeras. Así, que imagínate lo económico que resulta tejer las bufandas de crochet nosotros mismos. Así podrás tener una gran variedad de modelos y colores por lo que costaría un único modelo en una tienda.
  • Exclusividad: un factor muy anhelado en la moda, y cada vez más con la globalización, es la exclusividad. No nos gusta vestir en cadena y cruzarnos con dos o tres en la calle que llevan las mismas prendas. Por ello, con unas bufandas de crochet hechas en casa nos aseguramos que nadie más tiene el mismo modelo.
  • Una infinidad de modelos: como hemos explicado antes, su reducido coste es una ventaja a la hora de hacer bufandas de crochet. Por un precio simbólico podemos hacer una serie de bufandas de distintos colores. Así tendremos siempre una bufanda que combine a la perfección con cada chaqueta de invierno.
  • Un nuevo pasatiempo: si todavía no lo has probado puede que pienses que no, pero el crochet está causando furor en los lugares más hipster. Lo que antes parecía reservado a nuestras abuelas, ahora encanta a jóvenes, tanto a chicos como a chicas, y es que el crochet es una divertida forma de pasar el tiempo libre y, además, renovar nuestro armario.