Butaca retro

Butaca retro

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Butaca retro:la guía Westwing

Uno de los estilos de decoración que más gusta es el retro. El espíritu de las antigüedades y de los elementos que evocan a otras épocas le da a la casa un aire nostálgico y acogedor.

Una butaca retro es la pieza perfecta para una decoración de inspiración vintage. Regístrate en Westwing y descubre en nuestra venta privada los muebles más exclusivos y los trucos de decoración más vanguardistas.

Una butaca retro: la protagonista de tu salón.

Las butacas antiguas y de aire retro pueden encajar bien en varios tipos de decoración. Por ejemplo, en la escandinava o nórdica. Una butaca retro de líneas sencillas y en tonos claros quedará genial en un salón luminoso, sobre una gran alfombra de invierno y con la madera como protagonista. Si, por el contrario, tu butaca retro tiene un diseño más clásico, puedes romper el estilo con un tapizado moderno y llamativo de tela estampada en blanco y negro.

butaca retro tapizada

Añade cojines naranjas y tu decoración contemporánea cobrará vida. Siguiendo en la línea de la renovación a través del tapizado, también puedes convertir una butaca retro con el cambio de la tela. Si la tapizas con un estampado floral de fondo pastel habrás creado una pieza digna de anticuario, pero en pleno siglo XXI. Únela a sillas y mesas auxiliares de colores que combinen y tu habitación será digna de una preciosa casa de muñecas.

Marca la diferencia con una butaca de estilo retro

Una butaca con personalidad aportará estilo y elegancia a la habitación donde la coloques. Las piezas antiguas en general, como sillas, mesas, sillones, etc, suelen contar con una magia especial. Además, suelen formar parte del legado familiar que no queremos perder. Por eso, te vendrá bien aprender algunos trucos de renovación para conservarlos y darles una nueva vida.

Pintar una butaca retro es una de las mejores opciones. Si es de estilo isabelino puedes optar por algo rompedor, como pintar las partes en madera de un color acidulado, tipo azul cobalto o rosa fuerte. Cambia la tapicería por algún estampado original y tu butaca retro se convertirá en toda una obra de arte apta para decoraciones de vértigo.

  • Los cambios sutiles son siempre un acierto: cambia solamente los botones del tapizado de tu butaca retro a un color que contraste. ¡Quedará mejor de lo que esperas!
  • Tapiza tu butaca retro en cuero marrón. Conseguirás una pieza digna de la mejor decoración industrial con este sencillo paso. ¡Vaya tela!