Cabeceros rústicos

Cabeceros rústicos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cabeceros rústicos:la guía Westwing

No nos sorprende que el estilo de decoración rústico sea uno de los preferidos a la hora de decorar un dormitorio. Además de por su sencillez, sus productos y muebles se caracterizan por crear un espacio más que acogedor y hogareño. Los cabeceros rústicos son una pieza clave en estos ambientes.

En Westwing te ayudamos a crear el dormitorio que siempre has querido. Descubre nuestra amplia gama de productos pensados en el reino del descanso entre los que encontrarás cabeceros rústicos, pero también los diseños más vanguardistas y atrevidos del mercado. Es hora ya de personalizar la decoración de tu casa.

CABECEROS RÚSTICOS: EL REINO DE LA MADERA

Hay un material que domina el estilo rústico por completo y eso se deja ver en los cabeceros rústicos. En efecto, estamos hablando de la madera. Este estilo se inspira en la decoración de los lugares rurales y devuelve la sencillez que caracterizaba la vida de otra época.

Los cabeceros rústicos son una de las partes más visibles de la cama y por ello el aspecto de la madera juega un papel muy importante. Lejos de maderas altamente procesadas con acabados impolutos y pintadas, los cabeceros rústicos anteponen la presencia de la madera por sí sola, es decir, no necesitan más ornamentación para acaparar la atención del espectador.

Los cabeceros rústicos prefieren tipos de madera “sencilla” que es la que se ha estado empleando en la fabricación de muebles tradicional. Algunos ejemplos pueden ser la madera de roble o de pino con un acabado de encerado o barniz.

CABECEROS RÚSTICOS: ¡MANOS A LA OBRA!

Los cabeceros rústicos son también una excusa fantástica para sacar a flote el lado creativo que llevamos dentro. El bricolaje es además una oportunidad excepcional para tener un gesto con el medio ambiente, ya que de esta manera podemos ver la utilidad en productos que de otra manera estarían destinados al olvido.

Nosotros te sugerimos una propuesta para fabricar tus propios cabeceros rústicos DIY sin necesidad de mayor preparación. Para ello puedes emplear unos viejos palés de madera que encontrarás en cualquier obra. Estos solo tendrás que barnizarlos o dibujar el diseño o la inscripción que prefieras y ya tendrás unos cabeceros rústicos sencillos a la par que fabulosos. ¿Quién dijo que la inspiración era una tarea complicada?

Regístrate ahora en Westwing y descubre cómo recrear el estilo rústico en cada habitación de tu casa, pues lo sencillo a veces gana.