Cajas fuertes

Cajas fuertes

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cajas fuertes:la guía Westwing

En muchas de las películas de suspense y acción llega siempre ese momento en la trama en el que se descubre la caja fuerte donde está guardado el dinero o las joyas, normalmente escondida detrás de un cuadro o de un tapiz. Las cajas fuertes de las películas son un elemento rodeado de un aura de misterio que para abrirlo el protagonista tiene pegar el oído a la puerta de la caja mientras da ligeras vueltas a la rueda que la abre hasta encontrar la combinación acertada en completo silencio. Si bien las cajas fuertes son el método con más seguridad para guardar sus objetos de valor, Westwing también le ofrece otras alternativas de menor seguridad pero mayor elegancia y estilo como los joyeros o pequeños cofres. Para darle un toque de misticismo a sus accesorios y joyas y no renunciar a la seguridad, siempre podrá guardarlas en un bonito joyero o cofre y este colocarlo en la caja fuerte.

 

TIPOS DE CAJAS FUERTES

Las cajas fuertes ya no son cajas de seguridad únicamente para los bancos o de las joyerías, sino que ya podemos disfrutar también en nuestra casa de estos métodos de almacenaje de alta seguridad. Hay varios modelos de cajas fuertes, dependiendo en su mayor parte de la seguridad que queramos que tenga la caja y por lo tanto de su impenetrabilidad.

Las joyerías y bancos pequeños tienen cajas fuertes de seguridad media, las cuales están preparadas para asegurar el interior en atracos rápidos, que son los más frecuentes en este tipo de negocios. Los bancos de mayor importancia o envergadura, ya tienen cajas fuertes y sistemas de alta seguridad, los cuales suelen estar acorazados y blindados y están protegidos a su vez por otros controles y métodos.

Las cajas fuertes domésticas resultan más prácticas ya que no necesitan un nivel de seguridad tan alto como el de bancos y joyerías. El objetivo de las cajas fuertes domésticas no es otro que el de proteger los objetos que tengamos de mayor valor, ya sea material como joyas, o sentimental como fotografías o cartas, de posibles atracos y robos.

Para las cajas fuertes domésticas hay dos tipos principales, las empotradas y las sobrepuestas. Como su mismo nombre indica las cajas fuertes empotradas están colocadas normalmente en un hueco en la pared en el que encajan a la perfección, mientras que las cajas fuertes sobrepuestas son externas y las paredes están atornilladas entre sí y a la base y tapa. El método de seguridad de cajas fuertes más recomendado es el de empotrar.

SISTEMAS DE APERTURA

Un aspecto fundamental de la caja fuerte es el sistema de apertura, ya que con el podremos llegar a nuestros valiosos objetos guardados con celosa seguridad en la caja. Antiguamente el método de apertura más habitual de las cajas fuertes era una rueda colocada en la puerta, la cual se activaba dándole pequeñas vueltas hacia la izquierda y la derecha.

Hoy en día los métodos y sistemas de apertura de puertas de cajas fuertes más habituales son la llave o una combinación electrónica. La combinación electrónica consiste en introducir un código alfanumérico previamente seleccionado para abrir la caja de seguridad. El sistema de la llave es más tradicional y simple, aunque corremos el riesgo de perder la llave y no poder abrir la caja de seguridad o que otra persona encuentra la llave.

Dele a sus objetos de valor la protección que se merecen con ayuda de las cajas fuertes domésticas.

Próximas campañas