Cajonera blanca

Cajonera blanca

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cajonera blanca:la guía Westwing

Las cajoneras son un tipo de mueble que, además de práctico, puede ser muy decorativo. Existen multitud de tamaños, modelos y colores entre los que elegir, de manera que no importa qué tipo de decoración tengamos, seguro que habrá una cajonera que nos venga bien.

Una cajonera blanca siempre es buena opción por su color neutro y luminoso. Regístrate en Westwing y encuentra en nuestra venta privada la cajonera blanca perfecta. Accede a las ideas inspiradoras de nuestra guía de estilo para dar una nueva vida a tu casa a través de la decoración.

La utilidad de una cajonera blanca

Hay pocos estilos decorativos en el que los muebles blancos no encajen. Por eso una cajonera blanca es siempre una buena compra. Ya sea para una habitación, salón o cocina. En cuanto a materiales, las podemos encontrar de madera, metal o incluso pvc. El blanco inspira inocencia, pureza y dulzura.

Por eso una cajonera blanca encajará perfectamente en unahabitación para el bebé. Además, nos podrá servir también para cuando el pequeño crezca. Solo tendremos que cambiar los pomos por algunos con formas y colores divertidos y tendremos cajonera nueva ¡en un solo paso! Por supuesto, una cajonera blanca también encaja en una habitación adulta. Si tenemos un dormitorio de estilo nórdico o con una ambientación romántica nos vendrá perfecta.

Cómo sacar partido a una cajonera blanca

Una de las grandes ventajas de una cajonera blanca es que es muy fácil de personalizar o modificar. Basta con cambiarle un par de detalles para que parezca otra. Además de eso, también son fáciles de combinar en diferentes tipos de decoración. Una de estilo isabelino será ideal para una habitación con decoración romántico chic.

Si colocas encima un gran espejo y añades un taburete tapizado en terciopelo rosa tendrás un tocador de lo más cuqui. Si vas a colocarla en el salón para darle un toque original puedes optar por una blanca vintage. Elige una con cajones desiguales y combinada con madera. Será elegante a la par que divertida. Por supuesto, si algo tiene una cajonera blanca es que es un lienzo en blanco para los amantes del DIY. Con un par de truquitos se pueden hacer maravillas:

  • Juega con las texturas: Utiliza tela blanca de diferentes tipos para forrar los cajones. Te quedará una cajonera original y si le añades complementos rojos ¡muy navideña!
  • Forra algunos cajones con tela de estampado floral. Te quedará un modelo vintage apto para los más retro.