Camas altas

Camas altas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Camas altas:la guía Westwing

Cuando se trata de decorar las habitaciones de nuestros hijos, queremos que los muebles no ocupen demasiado espacio para que los pequeños de la casa tengan un lugar donde poder jugar y divertirse. Por esta razón, tendemos a elegir camas altas para poder aprovechar el lugar al máximo. Esto también se puede aplicar a los adolescentes o incluso los adultos. Debajo de las camas altas también podemos colocar una silla y un escritorio donde poder trabajar con el ordenador.

En Westwing creemos que las camas altas son prácticas a la vez que cómodas. Nos permiten ahorrar sitio, pero también nos aportan ese toque original que no tienen el resto de las habitaciones con camas clásicas. Hoy en día, el diseño de las habitaciones ha cambiado por completo y podemos encontrar posibilidades como camas abatibles, literas e incluso camas nido. ¡Encuentra la mejor opción para tu hogar y déjate inspirar!

La gente tiende a pensar en las típicas camas de los niños cuando oye hablar de camas altas. Anteriormente esto era cierto, pero los tiempos han cambiado. Actualmente, también existen para adultos, que aprovechan la idea de las camas altas para niños, pero las adaptan a las necesidades de cualquier persona. No debemos confundir estas camas altas con las típicas literas de dos camas.

Cada vez son más las personas que viven solas, y los apartamentos no son tan grandes como las casas, aquí el espacio se convierte en una cuestión de estado. Con las camas altas podemos tener dos habitaciones en una, podemos aprovechar todo el espacio de la misma y, al mismo tiempo, disponer de la cama en una doble altura. Es como una planta extra solo para dormir.

Camas altas infantiles – las clásicas

Para los niños encontramos varios tipos de camas altas. La parte superior es para la cama del niño, y la «planta baja» se transforma en su parque infantil. Allí tiene su escritorio, sus juguetes y todas las cosas personales que el niño desee. Para estos modelos hay que prestar atención a la seguridad de la estructura, ya que los niños se mueven mucho y frecuentemente utilizan los soportes de la cama alta a modo de juegos.

Camas altas juveniles – todo un acierto

Cuando nuestros hijos ya no son tan pequeños, instalar una cama alta en su dormitorio es todo un acierto. Estos modelos deben ser más altos que los modelos infantiles. De esta forma el espacio inferior nos permitirá instalar distintos muebles. Por ejemplo una mesa de estudio, una estantería y un sofá pequeño serán perfectos. Nuestro hijo podrá concentrarse sin problemas en esta mini oficina y se sentirá muy a gusto al tener su propio espacio personal. Otra opción es utilizar el espacio para colocar un sofá cama. Es una solución muy útil, porque dispondrás de un cama adicional en caso de que tengas visitas, mientras que el resto del tiempo tu hijo lo podrá utilizar cómodamente para leer, jugar o sentarse con sus amigos.

Camas altas para adultos – comodidades y espacios ventilados

Para este tipo de cama necesitamos una habitación que tenga un techo lo suficientemente alto, de otro modo resulta casi imposible. Lo bueno de las camas altas es que prácticamente no ocupan mucho suelo, por lo que el ahorro de espacio es muy grande. Si te decides a comprar una cama alta vas a poder elegir entre una amplia variedad de modelos. Dependiendo de tus habilidades, tiempo y dinero puedes elegir también si prefieres montarla tú mismo o no. Las medidas son muy diversas, generalmente depende del fabricante, aunque también suelen ser ajustables a diferentes alturas. La cantidad de posibilidades que nos ofrecen las camas altas es tan grande como lo pueda ser tu imaginación. ¿Qué orientación prefieres?¿Qué colocarás debajo? Personaliza tu espacio a tu gusto.

Al igual que con los modelos infantiles, la habitación puede aprovecharse para el uso privado, puedes hacer cualquier cosa debajo de ella como en cualquier otro espacio de la habitación. Hay muchas posibilidades, ponerle cortinas y crear otro espacio privado, o montar una pequeña oficina. ¿Hasta dónde llega tu imaginación?

Camas altas – la estabilidad es la clave

Como pasa con las camas altas infantiles, la seguridad y la estabilidad de la cama es un factor esencial. Debes tener esto en cuenta cuando decidas si vas a montarla tú mismo o vas a llamar a un experto. Los materiales recomendados tienen que ser robustos y resistentes. La cama va a estar anclada en la pared, por lo que el apoyo sobre sus patas va a ser menor de lo que estamos acostumbrados. Hay que prestar atención a los anclajes y los ángulos, ya que van a soportar todo el peso de la estructura y de la persona sin ningún tipo de problema. Las camas altas también deberían incluir unas barandillas para no despertarnos por una caída repentina a mitad de la noche. Y por último, no debemos pasar por alto la calidad de la escalera. Todo debe estar específicamente planificado y, por supuesto, bien montado.

Con la seguridad y la estabilidad asegurada simplemente queda disfrutar, con las camas altas tendrás una nueva habitación, única y personal y, además, ¡mucho espacio!

Camas altas de estilo rústico

Las camas altas son ideales para amueblar masías y casas de campo con encanto. Las antiguas camas altas con barrotes de hierro vuelven a estar de moda, junto con el estilo vintage y el estilo rústico.
También tienen mucho éxito las camas con dosel. Elegantes y originales, este tipo de cama nos recuerda a los hoteles de lujo.

Un mundo de estilo en Westwing

Regístrate en Westwing para conocer sus ventas diarias. Descubre un mundo de estilo y productos de diseño y calidad. ¡Déjate inspirar en el mejor club de compras de decoración!

Próximas campañas